Uno de los más buscados por el FBI se hacía pasar por profesor de yoga en México

Jorge Rueda Laderos fue acusado matar a golpes y estrangular a la profesora Sue Marcum en el estado de Maryland en 2010. Mientras que León Ferrara era un profesor de yoga dedicado a ayudar a otros a cultivar su desarrollo personal en la ciudad mexicana de Guadalajara.

Lo sorprendente es que Jorge y León son en realidad el mismo hombre: uno de los más buscados de la listas de criminales fugitivos de la FBI.

La historia de su captura comenzó cuando León Ferrara desapareció sin dejar huella mientras paseaba a sus perros en diciembre.

Una de sus alumnas acudió a denunciar la desaparición de su yogui porque éste no tenía cónyuge, hijos ni familiares cercanos, cuando se llevó la sorpresa de que en la base de datos de las autoridades mexicanas no existía nadie con ese nombre. Pero el asombro fue mayor aun cuando varias horas después la Fiscalía Especial en Personas Desaparecidas del Estado de Jalisco le informó: “Su amigo no está desaparecido, está detenido y tiene una ficha de Interpol”.

La alumna que prefirió reservar su nombre en una entrevista con el diario El País aún intenta digerir lo sucedido. “Ha sido muy fuerte. Siento que estoy pasando por un duelo porque maté a un amigo. Conozco a León, pero no sé quién es Jorge”, dijo.

La policía del condado de Montgomery, Maryland, informó que Rueda Landeros, de 52 años, fue arrestado el 13 de diciembre en México después de permanecer 12 años prófugo. Las investigaciones lo señalan como el único sospechoso del asesinato de una profesora de contabilidad de American University, Sue Marcum, que en el momento de su asesinato también tenía 52 años.

Las autoridades federales dijeron que Rueda Landeros nació en Juárez, Chihuahua, y “tenía una relación tanto personal como financiera con la víctima”.

Mientras Rueda Landeros espera ser extraditado a México asegura que no tuvo nada que ver con el asesinato de Marcum porque no se encontraba en Estados Unidos en ese momento.

El periodista Elías Camhaji percibió ambigüedad en las respuestas de Rueda Landeros cuando lo entrevistó por teléfono para escribir un reportaje para El País. El acusado divaga para evadir las respuestas directas.

“Cuando le preguntan si cometió el asesinato, dice que es inocente de eso. Cuando le preguntan sobre su relación de pareja con la víctima, contesta que hubo algo de eso. Cuando le preguntan si pediría perdón a sus amigos por ocultarles quién era en realidad durante 10 años, responde que no lo sabe”, escribió Camhaji.

Los detalles de la investigación han sido publicados por la prensa de manera dispersa a través de los años.

Un artículo de CNN de 2017 indicó que Marcum fue golpeada con una botella de vidrio. En ese momento, las autoridades policiales declararon que Marcum había sido estrangulada por la posición de su cuerpo y que el autor de asesinato había dejado la escena del crimen como si hubiera sido un robo, aunque no faltaba nada de valor dentro de la casa.

Sólo el Jeep de la profesora había sido robado. Aunque investigaciones posteriores arrojaron que el robo y el asesinato fueron incidentes que no estuvieron relacionados.

Un reportaje de The Washington Post dijo que Rueda Landeros conoció a Marcum durante una clase de español que él impartía seis años antes del sangriento desenlace. Los habría unido su interés común por el yoga.

El mismo diario indicó que Rueda Landeros trabajaba como asesor financiero en Washington D.C, vestía trajes costosos antes de conocer a Marcum. Luego se mudó a Bethesda, una pequeña ciudad de 65.000 habitantes a las afueras de Washington D.C, en el estado de Maryland, donde conoció a Marcum.

Sus amigos intentaron alertarla sobre las malas intenciones de Rueda Landeros pero Marcum no quiso escucharlos. Estaba fascinada con la floreciente relación.

Marcum buscó la ayuda de un contador y amigo, Don Williamson, para un gravamen fiscal de 3,3 millones de dólares que Landeros enfrentó por no presentar declaraciones de impuestos relacionadas con las ventas de acciones. Williamson dijo que el asunto finalmente se resolvió con el IRS, pero también trató de advertir a Marcum que dejara a Rueda Landeros.

Sobre su relación con Marcum, él ha dado dos versiones. En 2011, dijo a The Washington Post que no habían tenido una relación sentimental. “Escalamos ese muro de amor romántico en algún momento, pero no había nada detrás del muro”. “No había nada que pudiera avanzar en esa dirección”.

Pero en su reciente entrevista desde la cárcel con El País, afirmó que “fue una relación más o menos íntima”.

Rueda Landeros se fue de D.C. en 2008 con la excusa de que planeaba regresar a Juárez para enseñar yoga. Admitió al Post que regresó en septiembre de 2010 para visitar a su madre en el norte de Virginia y se encontró con Marcum, pero afirmó que estaba en México cuando fue asesinada en octubre.

Las autoridades descubrirían luego que Marcum tenía una póliza de seguro de vida de 500.000 dólares y que Rueda Landeros era el único beneficiario.

En 2011, los investigadores obtuvieron los resultado de una prueba de ADN que vinculaba a Rueda Landeros con la escena del crimen. El FBI dijo que en abril de ese año se emitió una orden de arresto local que lo acusaba de asesinato en primer grado. Y en junio se emitió una orden federal acusando a Landeros de fuga ilegal para evitar ser enjuiciado, pero para ese momento ya el acusado había desaparecido.

Se supo que Rueda Landeros tuvo la osadía de burlarse de los investigadores, al enviar un correo electrónico a un detective de El Paso después de que la policía hiciera varios intentos para traerlo de regreso al otro lado de la frontera.

“Por supuesto, están cordialmente invitados a cruzar el mismo puente, en la dirección opuesta, y encontrarse conmigo en Sanborn’s, un gran café y restaurante aquí en Juárez, y podemos hablar de negocios todo lo que quieran”, escribió Rueda Landeros. “Es mejor si vienes un domingo. Podemos almorzar. Por supuesto que yo invito. Tuyo, Jorge”.

El País explico que León Ferrara “nació” poco después de que Jorge Rueda Landeros intentara visitar por última vez a sus hermanos en Texas y se enterara de la orden de captura

No quedó claro cómo los funcionarios mexicanos consiguieron la pista de «León Ferrara». Pero los primeros días de diciembre, una oficina del FBI “recibió información” sobre el paradero de Rueda Landeros.

Las autoridades mexicanas coordinaron un operativo y el prófugo fue capturado sin incidentes el 13 de diciembre.

Alan Marcum, el hermano de Sue Marcum, aplaudió la aprehensión de acusado y espera que finalmente pueda ser enjuiciado.

Los que solo conocieron una de las identidades de Rueda Landeros en México se quedaron llenos de preguntas sin respuestas.

Fuentes: El País, Yahoo, FBI, Oxygen.