Guerra en la frontera dejó dos muertos

HUAQUILLAS.- Tuvo que transcurrir los primeros nueve días del año para que en Huaquillas se registren las dos primeras muertes violentas. Uno de los fallecidos es una víctima colateral.

Un informe policial detalla que cerca de las 12:10 de este lunes, Juan Maikel Solórzano Guamán, de 19 años, se encontraba en el sector El Portón, en una esquina al filo del canal internacional.

Se presume que él realizaba el cobro en los pasos clandestinos que existen a lo largo de la frontera, cuando hasta el lugar llegó una camioneta en la que se movilizaban sujetos en poder de armas de fuego.

Solórzano al notar que el vehículo se le acercaba y que los ocupantes lo querían matar corrió con el objetivo de salvar su vida.

Sin embargo, solo avanzó a correr hasta las calles Portovelo y 12 de Octubre, barrio 9 de Octubre, sector conocido como El Tropezón, donde lo alcanzaron.

En ese momento los antisociales le propinaron dispararos en la cabeza y luego se dieron a la fuga. Los amigos y familiares llegaron en pocos minutos y levantaron al hombre con el objetivo de llevarlo hasta una casa de salud.

En el trayecto confirmaron que murió y lo trasladaron a un domicilio, hasta donde arribó personal policial que acordonó el área para realizar el levantamiento del cadáver.

Además, se conoció que mientras los asesinos disparaban a Solórzano, una bala perdida impactó en el tórax a Gabriel Ernesto Romero Romero, de 40 años. Él fue llevado al hospital Básico de Huaquillas, donde los médicos confirmaron que falleció.

Elementos de la Dirección de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased) llegaron hasta el domicilio para realizar el levantamiento del cadáver del joven.

Julio Abarca, jefe de la Policía Nacional del Distrito Huaquillas, indicó que Romero es una víctima colateral y que el ataque estaba dirigido contra Solórzano.

Además, dijo que el joven registraba un amplio historial delictivo por hechos registrados cuando era un menor de edad, pero como adulto el sistema arroja que no tiene antecedentes penales. (DIARIO CORREO)