Operan a un soldado ucraniano para quitarle una granada del torso que podía explotar en cualquier momento

La guerra de Ucrania ha dejado a lo largo de los casi 11 meses de conflicto momentos negros para la historia. Los enfrentamientos han sido constantes este año y ya se cuentan por decenas de miles los muertos. No obstante, a veces la suerte, y la medicina, consiguen salvar la vida de algunos de los afectados. Este ha sido el caso de un soldado ucraniano que tenía alojada una granada en su torso y que los médicos han conseguido extirparla sin que esta llegara a detonar.

«Nuestros médicos militares realizaron una operación para extraer una granada VOG sin explotar del cuerpo de un militar», confirmó este martes el gobernador Serhii Borzov. La granada fue disparada desde un lanzagranadas unido a un rifle de asalto, según ha explicado el gobernador.

Para trasladar al paciente se realizó una operación con otros soldados, dado el riesgo de explosión. Una vez en el hospital, esta amenaza impidió que se le realizara una electrocoagulación, una cirugía que usa calor para controlar el sangrado y destruir el tejido anormal, para evitar activar el mecanismo de la granada.

El cirujano ucraniano Andrii Verba fue el encargado de realizar la cirugía, que decidió correr el riesgo de operar al militar y se le ha podido ver posando con el explosivo al terminar la cirugía. «La intervención fue exitosa», adelantó Borzov. «El soldado herido fue enviado a rehabilitación y recuperación», afirmó.

Según recoge el Daily Mail, el Doctor Verba es uno de los cirujanos más experimentados de Ucrania y ha trabajado en el Donbás desde 2014, cuando comenzó la guerra en esa zona del país. Verba ha recibido premios estatales y es Doctor Honorífico de Ucrania y Doctor en Ciencias Médicas.

Fuente: 20minutos.es