Identifican a acompañante de expolicía asesinado

Como Alejandro Gonzalo Zambrano Barre, de 37 años de edad, fue identificado el copiloto que fue asesinado junto al expolicía Winter Rodolfo Zamora Vélez, de 39 años de edad.

Ambos fueron atacados a bala con armas largas y cortas, así lo corroboró el personal de Criminalística, luego que se encontrara 14 vainas percutidas de diferentes tipos de armas.

Según testigos, eran las 09:30 del último sábado, cuando se escucharon disparos en la Circunvalación Sur, Machala, provincia de El Oro. Un vehículo de placas PUJ-0034, que circulaba con dirección a la vía Puerto Bolívar, fue atacado con una ráfaga de disparos, la ventana del piloto se rompió y alrededor del carro quedaron las huellas de las detonaciones.

Según la policía, Zamora fue capturado el 28 de diciembre de 2011 por la Policía en Machala y era uno de los más buscados en la provincia de Pichincha.

Tenía una boleta de captura emitida por el Juzgado Quinto de Garantías Penales de Pichincha, por el delito de robo agravado, perpetrado el 24 de julio de 2008.

La detención del sujeto, quien el 11 de noviembre de 2009 fue dado de baja de la institución policial, se hizo efectiva en Machala, y con él sumaban doce los detenidos de la lista impulsada por el Ministerio del Interior, con el objetivo de capturar a personas que tenían procesos judiciales pendientes y eran considerados peligrosos en ese año.

Sin embargo, la familia asegura que su pasado quedó atrás y ahora se dedicaba al taxismo informal.

DOLOR

En la escena del crimen, que fue cercada una cuadra por personal de Criminalística, se vivieron momentos de dolor cuando llegaron los familiares de la víctima. Un joven pasó el cerco policial e inesperadamente llegó hasta el vehículo rojo en el momento que los peritos estaban fijando los indicios balísticos.

El familiar trataba de abrir la puerta del vehículo y abrazar a su ser querido, pero fue impedido por la policía que ya tuvo más cuidado para que ningún familiar irrumpiera en el procedimiento policial.

Una fémina que llegó al sitio no pudo resistir y luego de ver esa escena de muerte, se tiró al suelo inconsolablemente. Ella pedía a gritos que le dejen ver a su ser querido.

La policía se tomó una hora y media para culminar con el procedimiento del levantamiento de los cadáveres que fueron trasladados al Centro Forense de Machala.

Los uniformados confirmaron que las víctimas vivían en la parroquia Puerto Bolívar. Con este doble asesinato, El Oro suma 22 muertes violentas en lo que va de 2023, superando a todo el mes de enero de 2022, donde fueron 17. (DIARIO CORREO)