Otra tormenta azota California después de las inundaciones que han dejado al menos 19 muertos, pero finalmente hay un respiro en el horizonte

(CNN) —  California, devastado por las tormentas, debe soportar una ronda más de vientos feroces, lluvias torrenciales y posibles inundaciones a medida que el último río atmosférico azota el estado este lunes.

Las alertas de inundación permanecen vigentes para alrededor de 8 millones de personas en la costa de California, incluida el Área de la Bahía, hasta este lunes por la tarde.

Las lluvias frescas podrían provocar más inundaciones, lodo y deslizamientos de tierra a medida que la tierra sobresaturada por los aguaceros recientes se inunde nuevamente. California ya ha sufrido más de 400 deslizamientos de tierra desde el 30 de diciembre, según el Servicio Geológico de California.

Y los vientos violentos podrían derribar árboles en suelos debilitados, amenazando con más cortes de energía y miseria en el estado.

Autos dañados estacionados debajo de un árbol caído en Woodland Hills, California. (Crédito: Myung J. Chun/Los Angeles Times/Getty Images)

Desde la semana de Navidad, una avalancha de tormentas ha dejado 19 personas muertas, destruido casas y convertido vecindarios enteros en lagos.

Pero California tendrá el respiro que tanto necesita a fines de esta semana. El niño de 5 años que desapareció en California fue arrancado de los brazos de su madre en medio de las inundaciones

“A medida que avanzamos en el día martes, estamos viendo un clima más tranquilo en gran parte del estado, con un sistema adicional de movimiento rápido que llegará más tarde el miércoles hasta la madrugada del jueves”, dijo David Lawrence, del Servicio Meteorológico Nacional.

“Después de eso, finalmente veremos un período de clima seco para gran parte del estado a medida que avanzamos hacia el final de la semana y prácticamente durante el fin de semana”.

Antes del tan esperado respiro, esto es lo que nos espera a principios de esta semana: La costa central de California comenzará a secarse lentamente a partir del lunes por la tarde. El sur de California estará empapado de lluvia desde el lunes hasta la madrugada del martes, y más de 6 pulgadas de nieve podrían caer sobre las montañas de la región.

Las inundaciones del río Russian se acercan a las casas el domingo en Guerneville, California. (Crédito: Fred Greaves/Reuters)Se espera que se acumulen otros 30,4 a 60,9 centímetros de nieve el lunes en Sierra Nevada, que ha sido golpeada con varios centímetros de nieve durante la reciente andanada de tormentas. Un sistema de tormenta débil golpea el norte y el centro de California el miércoles y el jueves temprano, pero no se espera que la lluvia y la nevada sean significativas. Después de eso, California finalmente tendrá varios días de tiempo seco largamente esperado. «Hemos perdido demasiado»

Las 19 personas que murieron en las tormentas recientes de California incluyen a dos personas que se encontraron con árboles en la parte superior de sus tiendas de campaña, personas cuyos autos se sumergieron en las aguas de la inundación y un niño que murió cuando una secoya cayó sobre una casa.

Y los rescatistas todavía están buscando a Kyle Doan, de 5 años, quien fue arrebatado de los brazos de su madre por una inundación después de que su camioneta SUV fuera arrastrada en el condado de San Luis Obispo el 9 de enero.

“Hemos perdido demasiado, demasiadas personas en estas tormentas y en estas aguas”, dijo el gobernador Gavin Newsom en un comunicado este sábado, instando a los residentes a prepararse para otra ronda de lluvia.

La última tormenta traerá fuertes nevadas en las montañas y períodos de fuertes lluvias, y se esperan entre 10 a 760 mm adicionales de lluvia en áreas que ya están demasiado saturadas para absorber más agua.

Un riesgo leve, nivel 2 de 4, de lluvia excesiva e inundaciones cubre una gran parte del sur de California, incluida el área metropolitana de Los Ángeles, hasta este lunes por la mañana y luego se reduce a un riesgo marginal durante el día.

Mientras tanto, se publicaron advertencias de tormenta de invierno para Sierra Nevada, donde hasta el lunes podrían caer hasta 90 centímetros de nieve.

Las autoridades instaron a los residentes del remoto Cañón Matilija del condado de Ventura a abandonar sus hogares este domingo después de que más de 430 mm de lluvia de alta intensidad provocaron daños significativos y dejaron enormes montones de rocas y lodo de más de 12 metros de altura que bloquearon algunas carreteras y aislaron a los residentes, dijo la oficina del sherif del condado de Ventura, y agregó que más de diez vuelos en helicóptero han transportado a más de 70 residentes del área.

Al norte del condado de San Joaquín, alrededor de 175 residentes fueron evacuados voluntariamente de un parque de casas móviles este domingo, incluso en bote, después de que las aguas inundaran la comunidad, según la Oficina del Sheriff del condado de San Joaquín.

También se emitieron advertencias de evacuación el domingo por la noche para los residentes cerca del río Carmel en el condado de Monterey, en la costa central de California. También se emitió una advertencia para los residentes del área de Wilton en el condado de Sacramento.

“La gente está fatigada por las órdenes de evacuación. La gente está fatigada al ver esas señales de giro de Caltrans que dicen ‘desvío’; en general, están fatigados”, dijo Newsom en una conferencia de prensa el sábado.

El desfile de ríos atmosféricos (regiones largas y estrechas en la atmósfera que pueden transportar humedad a miles de kilómetros) convirtió a las comunidades de California en lagos, paralizó carreteras y provocó miles de evacuaciones.

¿Las buenas noticias? Un tramo muy necesario de clima seco está en camino.

“A medida que avanzamos en el día del martes, estamos buscando un clima más tranquilo en gran parte del estado con un sistema adicional de movimiento rápido que llegará para más tarde el miércoles hasta la madrugada del jueves. Después de eso, buscamos un período de clima seco para gran parte del estado finalmente a medida que avanzamos hacia el final de la semana y prácticamente durante el fin de semana”, dijo un portavoz del Servicio Meteorológico Nacional.

Este lunes, la última ronda de lluvia llegará lentamente a su fin desde el norte de California en las primeras horas de la tarde hasta el sur de California más tarde en el día.

Pero por ahora, el estado se prepara para más inundaciones, deslizamientos de tierra y rescates. Los recursos de agua rápida y los bomberos se han posicionado en todo el estado en preparación para el lunes, que podría ver las lluvias más intensas de esta ronda, dijeron funcionarios estatales.

Las ráfagas de viento alcanzaron la fuerza de un huracán el domingo en las elevaciones más altas del sur de California, donde alrededor de 14 millones de personas estaban bajo avisos de viento hasta el lunes.

Y a medida que se acercaba la última tormenta, el presidente Joe Biden aprobó este sábado la solicitud de declaración de desastre de California, liberando ayuda federal para complementar los esfuerzos de recuperación en áreas del estado afectadas por tormentas, inundaciones y deslizamientos de tierra desde el 27 de diciembre.

La asistencia del gobierno federal puede incluir subvenciones para viviendas temporales y reparaciones de viviendas, préstamos para ayudar a cubrir pérdidas de propiedad para viviendas no aseguradas, según la Casa Blanca. California, fatigada por el clima, ha estado lidiando con inundaciones mortales durante semanas

Las inundaciones del río Russian se acercan a los hogares el domingo después de una cadena de tormentas de invierno, en Guerneville, California. (Crédito: Fred Greaves/Reuters)

Algunas tasas de lluvia más altas aisladas de 130 mm por hora podrían provocar un par de casos de inundaciones, especialmente dadas las condiciones muy húmedas cuando los ríos atmosféricos azotaron el estado en semanas anteriores.

Aunque los totales de lluvia de este fin de semana serán más bajos que en tormentas anteriores, el umbral para inundaciones es mucho más bajo ahora porque el suelo está demasiado saturado y las condiciones están propicias para deslizamientos de tierra y lodo.

Se han registrado 402 deslizamientos de tierra en todo el estado desde el 30 de diciembre, según el Servicio Geológico de California.

Los totales de lluvia en las últimas semanas han sido inmensos. San Francisco ya ha registrado uno de sus 15 inviernos más húmedos registrados. El Área de la Bahía podría ver entre 25 a 50 mm de lluvia este lunes por la tarde y los picos más húmedos pueden ver hasta 76 mm.

Hacia el sur, el área de Los Ángeles vio varios lugares que establecieron récords diarios de lluvia con entre 25 a 50 mm recibidos este sábado. El sur de California aún puede ver áreas aisladas donde las fuertes lluvias podrían alcanzar hasta media pulgada por hora en las tormentas más fuertes.

Algunas áreas del condado de Santa Cruz han visto más de 860 mm de lluvia desde el 26 de diciembre, según el funcionario de recuperación del condado. Si esto es confirmado por el servicio meteorológico, colocaría a Santa Cruz entre los cinco inviernos más húmedos registrados, cuando aún queda un mes para la temporada.

“Estamos inundando nuestros arroyos, arroyos y ríos costeros”, dijo David Reid, funcionario del condado de Santa Cruz. “Y estamos teniendo extensos deslizamientos de tierra y lodo y fallas en las carreteras en nuestras áreas montañosas”.

California© Proporcionado por CNN en Español

Esta vista aérea muestra el muelle de Capitola dañado después de las recientes tormentas en Capitola, California. (Crédito: David Mcnew/AFP/Getty Images)

“Definitivamente hay una fatiga que ocurre con las tormentas continuas: la gente comienza a temer que lo que les estamos diciendo no sea cierto, pero tenemos preocupaciones reales”, agregó Reid.

La necesidad de que los residentes sigan las órdenes de evacuación y se adhieran a los cierres de carreteras es real. Los equipos de todo el estado han respondido durante semanas a los rescates en calles y vecindarios inundados.

Las muertes relacionadas con la tormenta en las últimas semanas incluyeron a una mujer cuyo cuerpo fue encontrado dentro de un vehículo que se lavó en un viñedo inundado, dos personas que fueron encontradas con árboles en la parte superior de sus tiendas, un niño que murió cuando cayó una secoya en una casa, y varias otras muertes.

Y en el condado de San Luis Obispo, los rescatistas todavía están buscando a Kyle Doan, de 5 años, quien fue arrancado de las manos de su madre por una inundación el lunes después de que su SUV fuera arrastrado.

Las lluvias del sábado dificultaron la búsqueda ya que los niveles de agua aumentaron en el arroyo San Marcos y el río Salinas, pero los equipos regresaron a buscar al niño el domingo cuando las condiciones mejoraron, dijo la oficina del alguacil del condado de San Luis Obispo.Las fuertes nevadas harán que las condiciones de viaje por la montaña sean ‘casi imposibles’

Como las elevaciones más bajas enfrentan fuertes lluvias y posibles inundaciones y deslizamientos de tierra, aquellos que viven en elevaciones más altas pueden esperar fuertes nevadas y condiciones peligrosas en el camino.

Hasta 91 metros de nieve nueva podrían caer hasta el lunes en Sierra Nevada, mientras que las montañas del sur de California podrían ver varias pulgadas de nieve el martes por la mañana temprano.

“La nieve pesada de la montaña y los vientos fuertes provocarán condiciones de nieve y desvanecimiento en ocasiones, creando condiciones peligrosas para viaje casi imposible por encima de los 4.000 pies en las montañas y pasos del centro de California y por encima de los 5.000 pies en el sur de California”, dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

La nieve podría golpear las montañas a un ritmo de 5 centímetros por hora a veces hasta este lunes por la mañana en Sierra Nevada, agregó el servicio meteorológico.

Para este martes, la lluvia y la nieve se trasladarán a la Región de las Cuatro Esquinas, pero los chubascos y chubascos de nieve aislados aún podrían afectar partes del sur de California este martes por la mañana.

Las elevaciones más bajas en Arizona, Nevada, Utah y Nuevo México pueden ver de entre 1 a 10 centímetros de nieve y las elevaciones más altas pueden ver de 30 a 60 centímetros.

— Monica Garrett, Michelle Watson, Amanda Jackson y Robert Shackelford de CNN contribuyeron a este informe.

Fuente: MSN Latino