Acribillan a una pareja en Quevedo

Una pareja fue asesinada en el interior de una casa por dos sicarios que ingresaron y les descargaron varios tiros.

Allegados de Carlos Rolando Criollo Briones, conocido como “Munra”, aseguraron que él se confió.

Su apodo apareció hace varios meses en un pasquín de una organización delictiva donde indicaban que se la tenían ‘jurada’.

La advertencia se cumplió la noche del martes 17 de enero del 2023.

Sicarios irrumpieron en la casa de la suegra de “Munra”, en la ciudadela El Guayacán, en Quevedo, y sin contemplaciones le dispararon a él y a su conviviente Daniela Paola Atencio Aparicio, de nacionalidad venezolana.

Los cuerpos quedaron en la sala, mientras que los dos criminales salieron a precipitada carrera por uno de los callejones de la ciudadela.

Según testigos, los sicarios escaparon en una camioneta que los esperaba a pocas cuadras.

Los vecinos de los fallecidos dijeron que escucharon más de 30 detonaciones, seguidas de los gritos de auxilio de los familiares de las víctimas.

Conmoción por crimen de pareja

La violencia con la que se perpetró el ataque causó conmoción. El hecho interrumpió el comercio del sector. Ante el miedo y asombro, los comerciantes prefirieron cerrar sus negocios para evitar convertirse en víctimas de algún otro hecho violento.

El llanto de los familiares de Daniela Paola, de 20 años, conmovió a los vecinos y conocidos. La mujer tenía un año de haberse unido con “Munra” y, según sus allegados, estaba embarazada.

Varios disparos

Daniela presentaba cinco balazos, dos en la frente, otros dos en la cabeza y el último tiro en el cuello; mientras que “Munra” tenía 27 disparos repartidos en el abdomen, el tórax y la cabeza. La muerte de ambos fue inmediata.

La Policía decomisó en el sitio del ataque más de 30 indicios balísticos, todos calibre nueve milímetros.

Durante las investigaciones se determinó que Carlos Rolando Criollo Briones registraba antecedentes penales por los delitos de posesión de drogas y delincuencia organizada.

En la ciudadela El Guayacán, sus amigos indicaron que se dedicaba al comercio.

El crimen estaría motivado, al parecer, por un problema de territorio por la venta de drogas, según la versión de la Policía.

Ante esta hipótesis, los agentes allanaron la vivienda del occiso, ubicada en el sector 17 de Marzo, donde encontraron varios paquetes de droga. (EL DIARIO)