La joven sueca que rechaza propuestas de modelaje para dedicarse por completo a su trabajo como albañil

Johanna Juhlin, una mujer sueca de 26 años, viajó a Estados Unidos para llevar a cabo su sueño de establecer una empresa dedicada a la restauración de propiedades.

Antes de emigrar, la joven rechazó múltiples propuestas de modelaje, que llegaban a su teléfono de manera regular y hacían referencia a su notable belleza.

Su cabello rubio, ojos azules y rasgos afilados tampoco pasaban desapercibidos en Instagram y Tik Tok, plataformas en las que su número de seguidores comenzó a subir tan pronto tomó como costumbre subir fotos suyas mientras trabajaba.

El contenido que sube a diario incluye fotos de su día a día, tanto de sus rutinas de ejercicio como paseos con su perro.

Videos cortos de ella realizando empapelados en paredes, pintando muebles y martillando tablones son los que más atraen la atención de sus seguidores.

Ya en Estados Unidos, sin que las propuestas de modelaje hayan dejado de llegar, Johanna se dedicó a crear su proyecto empresarial, enfocado en la restauración de casas, lo cual apasiona en demasía a la joven.

Yillingarna Maleri Kristianstad (Gemelos pintando Kristitanstad traducido del sueco al español) es el nombre de la empresa que Johanna cofundó, establecida en el estado de Ohio.

“¡Síguenos a nosotros y a nuestros pintores aquí para ver lo que se nos ocurre estos días!”, se lee en la descripción de la cuenta de Instagram de la empresa.

Viviendo su sueño y consciente de su atractivo físico, Johanna sigue subiendo de forma constante material de ella misma trabajando que acumulan cientos de miles de visualizaciones.

Bajo aquellas publicaciones se acumulan comentarios de felicitación hacia la mujer por trabajar duro para cumplir su meta y no ceder ante la tentación de dejarla de lado por el modelaje. (REVISTA VISTAZO)