¡Murió otra víctima del ataque armado!

Samuel Fernando Merchán Yorela, de 30 años de edad, es otra de las víctimas mortales en el ataque armado ocurrido en la ciudadela Florida 4 al sur de Machala el pasado viernes 19 de mayo.

Su muerte se dio este domingo 21 de mayo, dos días después del ataque. El hombre estuvo luchando por su vida 48 horas, pero murió al no poder resistir las heridas de bala.

En este ataque armado también falleció Ángel Amable Viteri Alcívar quien conducía un vehículo plata y cuyo cuerpo quedó en el interior del automotor.

HECHOS

Ángel Amable Viteri García, comerciante de ropa, llegó a Machala desde la provincia de Manabí para visitar a un amigo y realizar unos negocios en venta de prendas de vestir. Pero su viaje familiar fue fatal, luego de haber pasado toda una tarde de piscina, en la noche fueron atacados a bala cuando circulaban en dirección a la casa de su amigo.

Viteri García, fue asesinado con fusil, él circulaba en su vehículo junto a su esposa y dos amigos más. Sujetos en motocicleta los interceptaron y acabaron con la vida de Viteri, los dos amigos resultaron heridos, su esposa contó a la policía que son de Manabí y que habían llegado a Machala para visitar a un amigo.

El ataque se registró pasadas las 22:00 de este viernes 19 de mayo, en la ciudadela La Florida sector 4, en el sur de la capital orense.

Testigos manifestaron que en un carro gris se transportaban cuatro ciudadanos, de pronto, fueron interceptados por sujetos armados que se movilizaban en motocicleta.

Los antisociales estaban en poder de fusiles y realizaron disparos en contra de los ocupantes del carro y dos de los afectados intentaron escapar, por ello, al ser alcanzados por los proyectiles quedaron en el pavimento.

Los moradores indicaron que tras escuchar los estruendos por las detonaciones salieron de sus casas y en el suelo observaron a tres hombres heridos, que clamaban por ayuda.

Mientras que en el asiento del conductor también había otra víctima. Se trataba de Viteri, que estaba inconsciente.

Al llegar personal médico en una ambulancia, confirmaron que no tenía signos vitales, entonces se encargaron de dar los primeros auxilios a los tres heridos y luego llevarlos a una casa de salud.

El área fue acordonada por los agentes de la Policía Nacional, pues al llegar los curiosos ya habían contaminado la escena del crimen.

Mientras tanto en el hospital se activó el código plata, con el objetivo de aumentar la presencia policial y evitar un nuevo atentado que tenga el objetivo de matar a los que resultaron heridos. (DIARIO CORREO)