Lucero y el día que estalló contra la prensa y perdió el control por su guardaespaldas

La larga trayectoria de Lucero incluye telenovelas, discos, películas y programas de televisión, pero también ha tenido que enfrentar dos escándalos que no solo dañaron su imagen, sino que han representado un difícil reto para seguir vigente y apoyada por el público más allá de sus fieles fans.

El altercado más recordado, quizá, es el que cumplió esta semana 16 años de haber sucedido. El enfrentamiento del guardia de seguridad de la cantante contra la prensa mexicana, y la posterior reacción de ella entre gritos, enojos y desesperación.

Ocurrió un 14 de agosto de 2003 en el Teatro San Rafael, cuando Lucero protagonizaba la obra ‘Regina’. Al término de la celebración por las 100 representaciones, en la que Ernesto Alonso y Silvia Pinal develaron la placa conmemorativa, la actriz no quiso dar entrevistas.

Pero la prensa estaba decidida a obtener alguna declaración de la artista e intentaron subirse al escenario. Se enfrentaron entre golpes contra Fernando Guzmán López,quien sacó una pistola y encañonó a los reporteros y camarógrafos en medio de la trifulca.

Lucero estaba en su camerino y se enteró de todo hasta la mañana siguiente. Justificó que ella no había convocado a los medios y por eso no dio ninguna entrevista. Pero el escándalo ya había iniciado y al día siguiente, 15 de agosto, decidió enfrentar a la prensa, defender a su guardaespaldas y protagonizar una conferencia donde hubo todo menos cordialidad.

«Me estás sacando de quicio», «A mí no me hacía falta la promoción»; «¿Para qué doy entrevistas? No le sirven a nadie», «Yo no tengo la culpa», fueron algunas de las frases que Lucero dijo en su encontronazo con los reporteros enojados por haber sido amenazados con un arma.

Ella defendía que su actitud era «grosera porque a esto me han orillado a lo largo de muchísimo tiempo, no es una cosa que sucedió anoche. Lo que ha pasado es que me han colmado la paciencia«, dijo ante las cámaras.

Después de dos décadas de dulzura, parecía que se había quitado una máscara y había mostrado su verdadero temperamento. Días después, en una entrevista con Joaquín López-Dóriga, dijo que no es que su personalidad hubiera cambiado, «o haya mostrado algo en mí desquiciado. Esa molestia yo la tenía tiempo atrás, y es muy probable que (salió) el sentirme lastimada y atacada por algunos medios».

Finalmente aceptó que estuvo equivocada al intentar “defender lo indefendible. Me equivoqué, yo no había visto las imágenes, tenía una sola versión. Ahora puedo decir que repruebo totalmente y que no debió haberse dado jamás».

Tuvieron que pasar dos años para que volviera a protagonizar una telenovela. Carla Estrada la llamó para ‘Alborada’, aunque resultó más memorable su trabajo como la villana ‘Bárbara Greco’ en ‘Mañana es para siempre’, del año 2008. También retomó su faceta como cantante con discos como ‘Indispensable’ y ‘Quiéreme tal como soy, además un par de telenovelas más como ‘Soy tu dueña’ y ‘Por ella soy Eva’.

Pero llegó otro escándalo que afectó su imagen pública considerablemente. Mientras con la situación del guarura en realidad ella no hizo nada y solo reaccionó, las imágenes que se publicaron en 2014 la implicaban directamente.

Carmen Delg. Barril@Carmener33

?

#CompetenciaAlRojo cuando hablan de Lucero, sólo pienso en … esta imagen @TVN ella y la cacería de animales @Rojo_TVN @rojo

Ver imagen en Twitter

1617:44 – 13 ago. 2018 · Osorno, Chile

Una revista exhibió a Lucero junto a su novio Michel Kuri con rifle en mano y el cadáver de una cabra montés. Una foto mostraba a la actriz con manchas en el rostro de la sangre «de su primera víctima».

Lucero fue lapidada en redes sociales, criticada por otros famosos y orillada a cancelar su participación en el Festival de Viña del Mar. La organización Personas por el Trato Etico de los Animales, PETA, le pidió que fuera «su última excursión de cacería» y pensara en el ejemplo que daba como madre de familia.

Lucero se limitó a comentar que le habían robado las fotografías y como también había imágenes de sus hijos con rifles, explicó que practicaban tiro al blanco supervisados por adultos expertos. Pero el daño ya estaba hecho. Lo cierto es que Lucero no ha vuelto a protagonizar telenovelas en México desde entonces; se refugió en Brasil, donde trabajó en la historia ‘Carinha de Anjo’ y hasta publicó un disco en portugués llamado ‘Brasileira’.

A la distancia, la actriz considera que la cacería es un tema difícil del que no es experta. «Son ideologías, es mucho mejor no tocar el tema. Yo no soy experta en la cacería. Mi novio se dedica a la cacería hace muchos años, y yo lo acompañé a un evento y a raíz de eso salieron unas fotografías que estaban en mi mail y que me lo hackearon. Yo no hubiese vendido las fotos. Era un evento de mi vida privada», explicó hace unos meses en La Saga.

En cuanto al escándalo por su guardaespaldas, Lucero ha admitido que el grave error fue haber salido a enfrentarse con la prensa. «Estaba muy molesta y tú no sabes la agresividad, me gritaban hasta groserías. No sé qué me dijeron de mi mamá, y ahí sí me enfurecí muchísimo», contó hace poco a Mara Patricia Castañeda.

«Caí en esa trampa de enojarme. Desde esa vez yo ya no me enojo con nadie nunca, todo se me resbala y no voy a caer en provocaciones. Al final no menté madres, pero yo decía «¡¿Y?!», que se quedó, ya es parte del lenguaje”, bromeó.

A decir de Lucero, «como han pasado muy pocos escándalos en mi vida se han hecho muy grandes. Y sobre todo porque siempre mi rollo era ser muy mona, muy pacífica, muy linda, y de repente me enojé y se hizo un escándalo».

La música ha sido su válvula de escape y la forma en la que ha retomado su carrera profesional. Desde 2017 cambió el pop por el regional mexicano, y ahora se hace acompañar por banda, género con el que hace tres meses lanzó ‘Me deshice de tu amor’. Sin embargo, en sus shows también repasa sus éxitos de siempre, bajo el concepto de ‘Enamorada en vivo’, título de otro de sus más recientes discos.

Fuente: Yahoo en Español

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *