COMUNICADORA DE CONAIE SENTENCIADA A PRISIÓN Y 7 PERIODISTAS MÁS FUERON DETENIDOS EN PROTESTAS

Camila Martínez, comunicadora de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), fue detenida el pasado 7 de octubre a las 17:00 en la avenida 9 de Octubre y Escobedo, al centro de Guayaquil mientras cubría las manifestaciones.
Según Abraham Aguirre, abogado de la Comisión Permanente por la Defensa de los Derechos, quien tomó el caso, comentó a FUNDAMEDIOS que la comunicadora fue sentenciada a 5 días de prisión acusada de una contravención de segunda clase, contemplada en el artículo 394 del Código Integral Penal (COIP) que sanciona con prisión a quien maltrate, insulte o agreda a los agentes que precautelan el orden público.
Aguirre aseguró que la jueza actuó de forma «política y no crítica» y, por ello, apelará apenas sea notificados formalmente de la decisión. Hasta la mañana de hoy no pudo comunicarse con Martínez, quien asegura que está golpeada.
Nadya Donoso, gestora de Comunicación y Posicionamiento de CEPAM Guayaquil, aseguró que no se cumplió con el debido proceso. «Hay muchas irregularidades en el tratamiento que están dando a Camila. Durante unas horas la tuvieron retenida en una patrulla, engañaron a los defensores que la iban a movilizar sin decir a dónde la llevan», aseguró a nuestra organización.
Desde que inició el paro, FUNDAMEDIOS ha monitoreado las detenciones arbitrarias a periodistas y comunicadores mientras realizaban su labor informativa. A continuación, el detalle de los detenidos.

Leyda Ángulo y Geovanny AstudilloLa reportera de radio Olímpica, Leyda Ángulo y Geovanny Astudillo, corresponsal de TV Cisne fueron detenidos a las 20:00 del 4 de octubre en la avenida Quito, al centro de Nueva Loja.
Los periodistas estuvieron más de 12 horas detenidos junto a otros ciudadanos y, al momento, se encuentran en el Centro de Rehabilitación Social de Sucumbíos.
Fueron liberados la tarde del 6 de octubre sin acusación particular.

Iván LozanoLos hechos ocurrieron la tarde del 4 de octubre al centro de la capital, cuando el periodista de Udla Channel informaba a la ciudadanía la fuerte represión policial a las manifestaciones en contra de las medidas económicas impuestas por el Gobierno.
Rebeca Villota, directora de noticias de Udla Channel, informó a FUNDAMEDIOS que ella y un equipo de siete chicos de la universidad reportaban en vivo acerca la fuerte represión policial en las protestas en la zona de El Ejido.
Esto al parecer incomodó a la Policía quien se acercó y detuvo arbitrariamente a Lozano, destruyéndole su Ipod.
El periodista fue inmediatamente liberado.

Marlon Santi y Jairo Gualinga
Los dirigentes indígenas y comunicadores institucionales fueron detenidos el pasado 3 de octubre, mientras transmitían en vivo las manifestaciones y la fuerte represión policial en la ciudad de El Puyo.
Una filmación realizada por Andrés Tapia, comunicador de la CONAIE, registró el momento en que Santi y Jualinga transmitían en vivo para el sitio web Lanceros Digitales cuando fueron increpados por la Policía para que dejen de filmar. Al negarse al pedido, fueron detenidos.
Ambos fueron llevados ante un juez de Pastaza, quien no calificó su detención porque no existían evidencias en su contra. Los dejó en libertad.

Mateo Flores y Nicole Villafuerte
Los periodistas de las plataformas digitales Manzanas con política y Voces, respectivamente, fueron detenidos el 3 de octubre en el centro de Quito mientras cubrían las protestas.
Según Flores, en medio del caos, varios policías lo empezaron a golpear y le lanzaron gas lacrimógeno, pese que se identificó como periodista. Me subieron a una moto y me seguían agrediendo (…) Llegué ahí afectado por la cantidad de gas botado, por la cantidad de golpes que me habían dado.
El comunicador explicó a FUNDAMEDIOS que, al llegar a Flagrancia, los policías entregaron a las autoridades su mochila llena de piedras simulando que se trataba de un agresor.
Nicole acompañaba a su pareja Mateo en el reporte que él hacía en vivo sobre las manifestaciones, luego de haber terminado con su propia cobertura. Observó que venía una turba de manifestantes y policías, ellos querían escapar, pero no pudieron. Según dice, la represión fue terrible.  
Villafuerte cuestionó que estuvieron detenidos más de 27 horas. Ella denunció que, mientras esperaba su liberación, pasó la noche sin protección policial con 29 hombres, muchos acusados de robo y violación.
Ambos fueron liberados el 4 de octubre sin acusación particular. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *