El Gobierno prevé gastar $ 700 millones en subsidios

La noche del 31 de octubre, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) envió la proforma 2020 a la Asamblea para su discusión y aprobación.

La propuesta para el próximo año suma $ 35.499 millones, incluida la importación de derivados. La proforma de 2019 es de $ 35.529 millones. Es decir, hay una leve reducción.

El ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, dijo ayer en la noche que la meta del Gobierno en gasto para subsidios a los combustibles en 2020 es de $ 700 millones, a través de la aplicación de mecanismos de focalización que todavía no se definen.

“El objetivo tiene que ser alcanzado a través de la focalización de los subsidios (…) Hemos reducido la meta de $ 1.500 millones”, sostuvo el titular de Finanzas.

El Gobierno ha adelantado que cuenta con unas 10 propuestas tecnológicas, que van desde chips en tanques o placas hasta cámaras, para realizar cobros diferenciados a la hora de comprar gasolina o diésel.

La proforma de este año establece un gasto por subsidios a los combustibles algo mayor a los $ 2.000 millones.

Martínez sostuvo que el gasto en sueldos en 2020 se reduce en $ 400 millones y en bienes servicios $ 200 millones.

Con todo ese escenario, el déficit fiscal será de 3.384 millones, es decir, 3,1 % del Producto Interno Bruto (PIB).

En días pasados, las autoridades económicas adelantaron algunas cifras de la planificación de gastos e ingresos para el próximo año.

En principio, las medidas económicas del Gobierno, anunciadas a inicios de octubre, para cumplir las metas del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), tenían un impacto cercano a $ 2.000 millones por la eliminación de subsidios a los combustibles y cambios en materia tributaria.

Tras las protestas del movimiento indígena, el Gobierno prevé recaudar $ 731 millones por el proyecto de Ley de Crecimiento Económico que actualmente se discute en la Asamblea Nacional.

Martínez también ha explicado que si bien el decreto puede ser emitido en los próximos días, la implementación tomará algún tiempo.

Para el exministro de Finanzas Carlos Julio Emanuel, la situación fiscal es complicada para 2020 porque, en términos generales, el Gobierno necesitará unos $ 10.000 millones en financiamiento. De esa cantidad, dijo Emanuel, $ 3.000 millones pueden provenir del FMI y otros multilaterales, $ 2.000 millones más pueden conseguirse en China y aún así faltarían $ 5.000 millones.

“Yo creo que la situación es crítica. El ministro de Finanzas solamente tiene dos variables en mente que son: más deuda y más impuestos”, aseguró el analista económico.

En días pasados, el viceministro de Economía y Finanzas, Fabián Carrillo, aseguró que la proforma se elabora con un precio de barril de petróleo de $ 51,30, una cifra algo cercana a lo presupuestado para este año: $ 50,05. Mientras que la producción de petróleo anual se estima en 194,8 millones barriles.

La gerenta del Banco Central del Ecuador (BCE), Verónica Artola, ha adelantado la estimación de crecimiento económico para el próximo año. Según la titular de la entidad, el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá 0,6 % el próximo año.

El lunes, el FMI señaló que las medidas recientes anunciadas por el Gobierno y las protestas asociadas presentan riesgos a la baja para el crecimiento y al alza para la inflación. Según el organismo, la economía crecería 0,5 % al cierre de 2020.

Ley económica

No se incluye recaudación

En días pasados, el ministro Martínez adelantó que la proforma 2020 no incluirá los ingresos previstos por la Ley de Crecimiento Económico que actualmente se tramita en la Asamblea (ver página 5).

Según lo estimado por el Gobierno, para el próximo año se prevé un monto de $ 731 millones por los efectos de la ley, en caso de que se apruebe tal como llegó al Legislativo.

Si esto no pasa, dijo Martínez, el déficit fiscal aumentaría y deberán buscar mecanismos para financiar ese dinero faltante.

El régimen también apostará el próximo año a la concesión de activos de Estado, como hidroeléctricas o empresas públicas.

La estrategia que fue anunciada en mayo de 2016, en la última rendición de cuentas del expresidente Rafael Correa, no ha tenido resultados.

En la proforma presupuestaria del año pasado se planteó que el fisco prevé recibir $ 1.000 millones en 2019 por las concesiones, pero eso no ha sido posible hasta estos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *