Presupuesto a universidades genera preocupación y análisis

Otra vez el mismo problema. La proforma 2020 llegó el pasado jueves 31 de octubre a la Asamblea y ya ha generado varias reacciones en diferentes sectores.

Las universidades ya miran los números para el próximo año y algunos analistas prevén un 2020 nada alentador. Al igual que el año pasado, Carlos Freire, investigador de la Universidad de Guayaquil y becario de la Universidad Mount Royal de Canadá, analizó el documento y aseguró que el recorte en universidades suma $ 120 millones en 2020.

El año pasado ocurrió algo similar. Freire alertó sobre el ajuste de $ 145 millones que provocó protestas que desembocaron en un acuerdo entre las autoridades de Gobierno y los rectores de las casas de estudio: en términos generales, el presupuesto de las universidades no se recorta y se mantuvo igual que en 2018.

El mismo ministro de Economía y Finanzas ha mencionado que 2020 será un año complejo y la proforma 2020 refleja esa situación. En total, el presupuesto para el próximo año suma $ 35.499 millones, incluido la importación de derivados, mientras que la proforma de este año es de $ 35.529 millones. Es decir, hay una leve reducción.

Otra señal de un año complejo es la recaudación de impuestos. El régimen prevé una reducción cercana al 6 % en los ingresos por tributos para el próximo año.

Para el secretario del Observatorio de la Política Fiscal (OPF), Jaime Carrera, las asignaciones de las universidades dependen de las recaudaciones de los impuestos a la Renta (IR) y al Valor Agregado (IVA). “Si hay menos recaudaciones tienen que recibir menos ingresos”, dijo Carrera.

El exministro de Finanzas, Fausto Ortiz, asegura que la reducción de asignaciones a las universidades es “un ruido” para que no se debata temas complejos que se incluyen en la proforma, como la inclusión de monetización de activos como Banco del Pacífico, la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) o la hidroeléctrica Sopladora, dentro de flujos de dineros permanentes, pese a que el fisco contará con esos recursos por una sola vez. “Es una aberración económica que con eso se pague sueldos”, dice Ortiz.

Autoridades de centros de estudios han anunciado que están analizando las cifras para verificar si en realidad hay un ajuste a las asignaciones del próximo año. Hasta ayer, prefirieron no emitir pronunciamientos que dé cuenta de una posición sobre este tema. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *