La monetización de activos, un huidizo salvavidas para 2 años

Si conseguir $ 2.000 millones en un año a través de la monetización de activos del Estado parecía complicado, conseguir $ 4.000 millones se vislumbra todavía más difícil.

Esa es una de las interrogantes más grandes que plantea la proforma 2020 a la Asamblea Nacional. Ayer, la Comisión de Desarrollo Económico aprobó por unanimidad el informe no vinculante de la proforma 2020, que tendrá que ser discutida y votada por el pleno de la Asamblea Nacional entre el martes y miércoles de la próxima semana, aseguró Esteban Albornoz, presidente de la comisión.

La proforma del año que viene tiene una particularidad: también regirá para 2021 debido a que ese año es electoral y las cifras se mantienen varios meses después de que un nuevo mandatario llega a la Presidencia de la República.

“Tenemos que conseguir a través de los activos del Estado $ 4.000 millones (…) El cronograma no es favorable para conseguir esos $ 2.000 millones”, dijo ayer Albornoz.

El asambleísta transmitió la duda a José Agusto Briones, flamante ministro de Energía y Recursos Naturales No Renovables, quien compareció ayer en la Comisión Legislativa sobre la proforma 2020.

Agusto defendió las cifras y sostuvo que es viable concesionar los activos para conseguir los $ 4.000 millones.

Briones mencionó que los activos que el Gobierno piensa concesionar alcanzan para llegar a la meta: las hidroeléctricas Sopladora y Minas-San Francisco, el Banco del Pacífico y la terminal de producción de Gas Licuado de Petróleo (GLP) Monteverde.

No obstante, las dudas surgen debido a que la intención de concesionar activos del Estado nació en 2016, en el último año de gobierno del expresidente Rafael Correa. El exmandatario planteó la idea en su último informe de gestión debido al desplome del precio del petróleo y ante la falta de fondos de contingencia. El gobierno de Moreno recogió esa idea, pero desde ese entonces los resultados han sido discretos.

Agusto aseguró que los procesos avanzan y ya hay algunos resultados. Por ejemplo, en el caso de Sopladora, ya se contrató a BPN Paribas, banco de inversión francés, para que valore a la hidroeléctrica.

El titular de la cartera de Energía y Recursos Naturales No Renovables considera que a pesar de que 2020 será un año marcado por la incertidumbre electoral, las concesiones puedan concretarse.

“Es evidente que el ambiente del país incide directamente. Nosotros tenemos interés y propuestas serias en los activos que hemos mencionado (…) A mí me gusta ser muy conservador porque todo esto tiene que ser muy responsable. Las dos proformas, 2020 y 2021, establecen $ 4.000 millones. Nosotros técnicamente lo estamos fundamentando y tenemos la expectativa y la esperanza de que las condiciones del país lo van a permitir”, manifestó Agusto.

En total, la proforma 2020 suma $ 35.499 millones, incluida la importación de derivados. La proforma de 2019 fue de $ 35.529 millones. Es decir, hay una leve reducción. Mientras que el déficit fiscal será de 3.384 millones, es decir equivalente al 3,1 % del Producto Interno Bruto (PIB).

El año pasado la proforma presupuestaria no fue aprobada por la Asamblea y pasó por el Ministerio de la Ley. (Diario Expreso)

LA FRASE

“Técnicamente lo estamos fundamentando y tenemos la expectativa y la esperanza”. José Agusto Briones, ministro de Energía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *