Joven se suicida lanzándose del séptimo piso de un edificio

La separación de sus padres no logró ser asimilada por Cristopher T., de 21 años, que la mañana de hoy domingo 12 de enero decidió quitarse la vida lanzándose desde la terraza del séptimo piso de una edificio habitacional.

Este hecho no solo conmocionó a los habitantes de este lugar, sino a las personas que transitaban por el sector de la Rompecorazones.

El cuerpo inerte del afectado quedó en el área de garaje, cerca de la avenida principal por donde circulan decenas de carros diariamente.

Fue una habitante quien dio esta noticia a sus familiares, su padre quien vive el lugar corrió a verle a su único hijo, pero no pudo hacer nada para ayudarle.

El golpe fulminante en la cabeza de la víctima habría ocasionado su muerte. Los paramédicos del Ministerio de Salud Pública (MSP) que llegaron, solamente comprobaron que ya no tenía signos vitales por lo que le dejaron este procedimiento a la Policía Nacional.

Dolor

Más familiares y su madre llegaron a la escena de este sitio y a pesar de que una cinta acordonaba el sitio querían verlo porque no podían asimilar la noticia de la muerte de Cristopher.

Él estaba cursando el sexto semestre de medicina en una universidad de Quito. También le apasionaba tocar la guitarra y la música que con sus manos creaba, era como el medicamento que aliviaba en algo su dolor.

“Nos dicen que subió a la terraza, pero nunca nos imaginamos que era para quitarse la vida. Es un año que los papás se separaron y desde ahí él estaba deprimido”, contó la prima, quien prefirió no dar su nombre.

La familiar, además, mencionó que hace cinco días llegó a vivir donde el papá tras la rehabilitación que recibió en un centro de ayuda por parte de los terapistas y médicos.

“Nosotros le tratábamos de cariño como Cris, su sueño era ser médico, pero todo quedó truncado por esta difícil decisión, la que nos deja un gran vacío en la familia”, finalizó la prima.

Mientras la Policía Nacional realizaba su trabajo, el papá y la mamá se encontraban alejados del cadáver de su hijo, ellos no podían contener su llanto y solamente abrazaban a quien les llegaban a dar el pésame.

Procedimiento

Para tomar procedimiento del hecho primero arribó personal del Circuito Miraflores como también de la Dirección de Tránsito de Ambato.

Posteriormente llegaron los peritos de la Dirección de Muertes Violentas (Dinased) de Tungurahua y Criminalística, acompañados de Edison Villegas, fiscal de turno de Flagrancia.

Tras comprobar que se trataba de un presunto suicidio, el cuerpo fue ubicado en la unidad de Medicina Legal para su traslado hasta el Centro de Investigaciones Forenses de Ambato, para la debida necropsia.

Opinión

La psicóloga Lucía Gonzales, del Ministerio de Salud Pública, señaló que las personas con depresión pasan por una etapa de duelo.

 “La víctima debió haber tenido antecedentes de tristeza patológica que va de la mano con el llanto fácil,  encerramiento o aislamiento de sus amigos”, destacó la psicóloga. 

Finalmente dijo que en casos de depresión existe una etapa como de duelo parecida a la de la muerte de un ser cercano, que empieza con la negación, aceptación y olvido. Esto se supera con una buena terapia, pero siempre con el acompañamiento de sus seres queridos. (Diario La Hora)

Cuatro suicidio se registran este año en Tungurahua.

Si usted o un ser querido está pasando por problemas de depresión puede comunicarse al 171 o al 911.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *