Niño termina en hospital tras golpiza en escuela de Puebla, nadie vio

Samuel, es el nombre del niño que recibió una golpiza dentro de una escuela de Puebla por parte de dos de sus compañero, pero nadie se percató de la agresión.

Samuel, un niño de seis años de edad y que cursa el primer año de primaria, fue víctima de una golpiza al interior de la escuela Francisco I. Madero ubicada en la región de Tzitla en el municipio de Chignahuapan, en Puebla.

De acuerdo a lo difundido por los padres del menor y según lo que señala un diagnóstico médico, el infante habría sido agredido por otros estudiantes que cursan el tercer grado.

Debido a las lesiones, dos días después, Samuel tuvo que ser trasladado a una valoración médica.

Fue en un hospital rural donde el pequeño Samuel de 6 años de edad tuvo que ser internado luego de la brutal golpiza que le ocasionó daños severos, motivo por el cual tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para identificar daños internos.

Nadie sabe nada de la golpiza a Samuel

A pesar de que el diagnóstico médico confirma que Samuel sufrió lesiones con puño cerrado y patadas, el resto de los padres de familia se dijeron sorprendidos del hecho e incluso dudaron que alumnos de esta misma escuela hayan golpeado al menor.


Por ejemplo, Lucía Gutiérrez, una madre de familia indicó que “ese día yo supe que no pasó nada salieron bien los niños bien contentos y felices; y si hubiera pasado algo el niño saldría con dolor de pancita pero vi que salió todo bien”.

Lo mismo relata Laura Isabel, otra madre de familia: “El niño salió bien, lo entregó la maestra en perfección, sin ningún dolor sin nada, si dicen que le pegaron se hubiera quejado el niño en el momento o siguiera con el dolor, y la maestra lo entregó muy bien”.

Familiares de Samuel lamentaron que aparentemente nadie se percatara de lo sucedido, por lo que consideró importante que los maestros tengan mayor cuidado sobre los alumnos.

Claudia Denisse, familiar de Samuel lamenta el descuido al niño: “Mal que no hayan visto los maestros, que nadie vio, nadie supo quién fue. Es lo que nos angustia. Quiero que se aclare porque el niño es mi primo y el niño ya no quiere venir a la escuela”.

Samuel fue sometido a una laparotomía para saber el daño ocasionado, debido a que, por miedo, el menor no dijo nada al instante.

A pesar de que se solicitó la postura del director de la primaria, el maestro encargado dijo que no se encontraba en la institución; en tanto que el titular de la SEP en Puebla indicó que se está identificado a los agresores para imponer la sanción correspondiente.

Mientras tanto las clases se siguen impartiendo de manera normal en la escuela Francisco I. Madero.

Fuente: Azteca Noticias