Un oso se cuela en una casa y se come una tarta de chocolate

Cada vez son más los casos que vecinos de algunas zonas de Estados Unidos se ven sorprendidos en su propia casa cuando animales salvajes se cuelan en ella. Una mujer de Simi Valley (California) se encontraba en su vivienda cuando un imponente oso pardo entró en ella de manera totalmente inesperada.

Tal y como cuentan las autoridades y los propietarios de la casa, el animal se coló en la cocina y no dudó en comerse un pastel de chocolate recién hecho, además de asustar terriblemente a la mujer y su hijo, que corrieron rápidamente a esconderse.

«Parecía alguien disfrazado de oso. Mi cocina está un poco destruida. Ha acabado con un pastel de chocolate que hice para una barbacoa ese día», explicaron los propietarios para KCRA-TV.

La mujer y su hijo, que eran los únicos que estaban en la vivienda en el momento de la entrada, fueron a esconderse mientras llamaban al 911.

A su vez, el animal continuaba buscando comida por la cocina.

Cuando la policía llegó comenzaron a vocear al oso para que abandonase la parcela. Tal y como muestran las imágenes que grabaron, terminó saliendo saltando una valla y trepando un árbol.

Cuando miraron cómo había quedado todo vieron que el oso había asaltado el frigorífico y desgarró varios armarios antes de devorar aguacates, nectarinas y media bandeja del postre.

Fuente: 20minutos.es