En lo que va del estado de excepción en Socio Vivienda II se desarrolló la quinta intervención

Al noroeste de Guayaquil, en el complejo habitacional Socio Vivienda II, este martes en cumplimiento del estado de excepción decretado por el estado para contener y establecer la paz ciudadana en la Zona 8, entre las 08h00 a 12h00, se cumplió la quinta intervención para retirar 15 rejas y cerramientos metálicos construidos ilegalmente en las peatonales de siete de las 20 etapas.

Cerca de 200 uniformados de la Policía y 30 trabajadores del Municipio de Guayaquil, que contaron con tres volquetes y una plataforma con suelda autógena, procedieron en las etapas Conejo, Colibrí, Hipocambo, Mariposa, Tortuga, Tucán y Trucha, donde a más del retiro de las rejas y cerramientos, recuperaron varios espacios públicos que se encontraban descuidados y abandonados.

El jefe del Distrito Nueva Prosperina, Crnl. Diego Hidalgo Almeida, señaló que en el sector donde habitan unas 24.500 personas, durante el estado de excepción han participado e intervenido cerca de 500 uniformados de los subsistemas de inteligencia, investigativo y preventivo de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, han desarrollado con responsabilidad el pedido de recuperar el control y orden público.

Recordó, el jefe del Distrito Nueva Prosperina, que en Socio Vivienda 2, entre el 2 al 13 de septiembre se han ejecutado cinco intervenciones, se han destruido 14 reductores de velocidad, pintada las fachadas de 46 grafitis que contenían leyendas y retratos de simbologías de organizaciones criminales, delictivas, el retiro de 78  mallas metálicas, la recuperación de los espacios públicos y citado a través del Departamento de Justicia y Vigilancia, por mal uso del espacio público

Expresó, que en la consecución de los objetivos ha sido fundamental la participación del Municipio de Guayaquil, que a través de sus diferentes departamentos han puesto a consideración maquinaria que han sido vitales para la destrucción de los reductores de velocidad, retito de los cerramientos y la evacuación de los desechos sólidos en volquetes y carros recolectores del consorcio Urvaseo. (Oswaldo Trujillo / DNCOE)