Lo mataron en su finca

PIÑAS.- La lista por sicariato cada día va en aumento en la provincia de El Oro. Ayer, en el cantón Piñas, se registró la primera, cuando fue asesinado Máximo Alfredo Feijóo Jaramillo, de 62 años.

La víctima conocida cariñosamente como “Suco” en los últimos años estaba dedicado a la agricultura y ganadería en su finca situada en el sector San José, entre Naranjos –Fátima bajo – Las Orquídeas, parroquia Saracay, en Piñas.

Según datos preliminares se conoció que el ahora occiso minutos antes de su muerte estuvo en Piñas y cerca de las 08:00 recibió una llamada en la que uno de los trabajadores le comunicaba que había personas interesadas en comprar una cabeza de ganado vacuno.

Razón por la que se desplazó hasta su finca, donde residía, con el propósito de efectuar el negocio.

Un trabajador manifestó que estaba en el predio cuando llegó Feijoó, quien le dijo que iba a llegar una persona a comprarle un toro y que vaya a traer el ganado.

En ese momento el testigo se fue, mientras el Feijoó se quedó en la parte frontal del predio. Para cuando retornó aproximadamente a las 10h30 encontró a su jefe tendido en el piso sin vida, por ello, le dio aviso a los familiares.

Se presume que llegó una vehículo blanco sin placa y se bajó el sujeto que se hizo pasar como “comprador” y sorpresivamente le disparó en el tórax lo que le produjo la muerte instantánea.

El capitán Marco Egas, subjefe de la Dinased, pudo comprobar al momento que realizar la revisión externa del cuerpo, que el ciudadano presentaba orificios de entrada y salida. En total fueron 11 vainas percutidas y dos balas en el sitio del suceso.

El oficial descartó que se trate de un robo sino de un caso de sicariato y además, nadie vio quién o quienes le dispararon, debido a que en el momento de su muerte no hubo ningún testigo.

Esta nueva muerte violenta tiene alarmada a la población de Piñas, ya que el hombre era muy conocido en el cantón y dedicado íntegramente a su hogar y trabajo.

Enrique Feijóo Reyes, jefe Político de Piñas, indicó que se va a dar un seguimiento al caso, porque esto no va a quedar en el anonimato.

Por su parte, Jorge García Galarza, comisario Nacional de Policía, expresó que una vez conocido el asesinato se montó un operativo de control en las vías de acceso al lugar conjuntamente con elementos de la Comisión de Tránsito y Policía Nacional.

Esto con el objetivo de dar con el vehículo en el que se desplazaban los presuntos sicarios, pero hasta el cierre de esta edición no hubo resultados favorables. (DIARIO CORREO)