Revelan fotos de cómo encontraron a Naomi Arcentales el día de su muerte; el abogado y sus padres presumen femicidio

A nueve meses de la muerte de Naomi Arcentales, su familia y el abogado del caso revelaron las fotos de la posición en la que encontraron el día de su supuesto suicidio, para exigir respuestas a la Fiscalía General del Estado.

El abogado Luigi García, quien está al frente de la defensa de la familia de Naomi, reveló en una rueda de prensa convocada la mañana de este miércoles 14 de septiembre del 2022, que existen suficientes elementos de convicción “graves” para presumir que la muerte de Arcentales no se trata de un suicidio sino de un femicidio.

“El caso de Naomi es un caso más de femicidio en el país que lamentablemente no ha tenido la respuesta necesaria por parte de la Fiscalía General del Estado que, pese a existir elementos de convicción suficientes, no formula cargos contra el principal sospechoso, el abogado Juan Carlos Izquierdo, Fiscal en la provincia de Manabí”, dijo García.

El abogado asegura que en el caso Naomi existen contradicciones en las pruebas técnicas- científicas practicadas por Criminalística y el Centro Forense.

Agregó que han aportado los elementos necesarios para que la Fiscalía formule cargos contra Izquierdo. “Seguiremos en la lucha para que la Fiscalía se sienta obligada a formular cargos y que lo haga ya, no cuando el sospechoso abandone el país”, sentenció.

Sus padres aseguran que no fue suicidio

Ray Arcentales, padre de Naomi, dice que no logra entender cómo su hija se suicidó si estaba casi sentada.

“Quiero que el pueblo ecuatoriano me ayude a entender si hay la posibilidad que una persona casi sentada se pueda ahorcar”, expresó Ray.

La madre, por su parte, asegura que su hija no sabía “ni amarrar un moño” y duda de que ella haya hecho un nudo marinero para ahorcarse.

“No me parece que una persona que esté así (en cuclillas) se pueda ahorcar, cuando tiene la facilidad de volver a reaccionar, pensar de nuevo y no morir”, dijo Sara Sabando.

Ella está convencida que su hija fue asfixiada porque todo lo que se encontraba cerca de ella estaba intacto. Nada se había movido, aseguró.

“Hubieran hecho un teatro mejor porque esto de aquí no se los cree nadie. No necesitamos hacer una autopsia para saber que realmente a mi hija me la mataron”, indicó.

La muerte de Naomi ocurrió el 12 de diciembre del año pasado, en el piso 13 del edificio Poseidon, y causó conmoción en el país.

Naomi tenía 23 años de edad, y la persona que figura como sospechosa en la investigación es el actual fiscal Izquierdo.

Izquierdo llevaba una relación sentimental de un año con Arcentales. Él se ha declarado públicamente inocente, al sostener  que nunca la tuvo viviendo en una situación represiva. (EL DIARIO)