Buscan rastros de plomo en ropa de los detenidos por el crimen de Gerardo Delgado

La Fiscalía busca saber si las ropas de los dos hombres detenidos por el crimen de Gerardo Delgado tienen rastros de plomo.

También les tomaron una muestra microscópica a las manos de los acusados para confirmar o descartar la presencia de partículas de bario y antimonio. Estos dos elementos químicos son los principales componentes del plomo.

La idea de la Fiscalía de Montecristi es saber cuál de los dos sospechosos disparó contra el periodista.

En un informe de la Policía dice que las muestras fueron tomadas en las palmas de las manos, yemas de los dedos, muñecas y hasta en las uñas de los acusados.
Esta pericia fue hecha el mismo día del crimen por peritos del Servicio Nacional de Medicina Legal, y el resultado estará listo en 30 días.

Este procedimiento se denomina “barrido electrónico”, y consiste en conocer si existen residuos de plomo provenientes de la cápsula de una bala.

Los presos por el crimen del periodista son Juan Carlos Espinoza y Germy Jesús Villegas.

> Custodias. El crimen del periodista ocurrió el 10 de agosto, y la Policía informó que esta pericia será crucial en la investigación para demostrar la presunta participación de los acusados. Este análisis revelará si dispararon o estuvieron cerca de la escena del crimen.

La ropa de los dos acusados también es analizada por los peritos. Consta una chompa, una camiseta gris y un pantalón celeste de Juan Carlos Espinoza.

Mientras que entre las pertenencias de Germy Jesús Villegas están una camisa de tela mangas largas, un pantalón jeans y dos camisetas: una negra y otra de rayas blancas con filos rojos.

Las prendas permanecieron en el Centro de Acopio, Indicios y Evidencias (CAIE), y los peritos fueron los únicos en tener acceso a ellas.  

El periodista del portal OlaManta fue asesinado en la entrada a Las Paolas en Montecristi, en una emboscada. Tenía 39 años de edad y era padre de cuatro hijos.

Por el asesinato de Gerardo Delgado existen dos armas decomisadas que también fueron sometidas a una prueba balística, para conocer si fueron las mismas que usaron en el crimen. Los presuntos sicarios usaron un carro gris robado en Daule para el crimen. Sobre el hecho existen tres celulares decomisados. (EL DIARIO)