Cadete aprehendida en el caso de la desaparición de María Belén Bernal

QUITO.- Al cumplirse el quinto día de la desaparición de la abogada María Belén Bernal, quien habría ingresado a la Escuela Superior de Policía Alberto Enríquez Gallo, la Fiscalía General del Estado informó que esta mañana realizaron un nuevo allanamiento en las instalaciones y detuvieron a una cadete con fines investigativos.

Esta vez el cateo realizado por los agentes fue en el área del pelotón femenino de la escuela de formación policial. Después de esto, se ejecutó la detención de la cadete Joselyn S.

Mientras las horas siguen pasando, los familiares de la abogada desaparecida claman por respuestas que permitan conocer su paradero. Elizabeth Otavalo está acompañando las diligencias en búsqueda de pistas que le acerquen a su hija.

Abogados, parte de la defensa de la familia, informaron que los cadetes de esta escuela de formación se encuentran rindiendo su versión en la Fiscalía Provincial de Pichincha. Hasta el momento no se ha confirmado un nuevo anuncio por parte de la madre de María Belén o de la defensa legal.

OTROS INDICIOS

Para poder establecer quiénes dejaron la Escuela de Policía serán determinantes los registros en las cámaras de vigilancia, que ya se encuentran en cadena de custodia.

Las investigaciones permitieron revelar que en el interior de la institución se cometió más de un acto de indisciplina.

Elizabeth Otavalo, madre de Bernal, detalla que cuando visitaron el sitio donde su hija habría compartido con su esposo y posiblemente otras personas, se encontraron botellas de licor. “Y muchas otras cosas más. Usted sabe lo que encontramos”, dijo durante un diálogo con Fausto Salinas, comandante de la Policía.

El oficial, precisamente, fue quien amplió la información de los primeros hallazgos. “Se activaron los protocolos de búsqueda de desaparecidos y se dispuso al titular de la Dirección de Investigación de Muertes Violentas (Dinased) que las unidades investigativas y el equipo técnico científico recopilen indicios para esclarecer lo ocurrido.

Salinas detalló que los agentes encontraron la cartera de Bernal y una zapatilla. Además, se realizaron exámenes de luminol para detectar rastros de sangre.

Fuentes policiales revelaron a LA HORA que se hallaron rastros de sangre en la cama del oficial, en la cortina y en el auto que salió de la Escuela de Policía. Incluso, hay la sospecha de que Cáceres habría salido del país. (DIARIO CORREO)