Operativo en La Sapera dejó 13 detenidos tras una balacera

EL ORO.- Una balacera en el sector de La Sapera terminó con 13 detenidos, entre ellos, el ciudadano de nacionalidad venezolana, Werdi Soto, quien estaría involucrado en al menos dos asesinatos.

Hace tres meses elementos de la Unidad de Delitos Antidelincuenciales (UIAD) iniciaron labores investigativas con el objetivo de desarticular una organización delictiva dedicada al sicariato, tráfico de drogas y asaltos.

Los agentes detectaron que este grupo tenía como centro de operaciones los sectores de La Barraca y La Sapera, donde incluso colocaban obstáculos de piedras y construían cuartos de cemento en las calles para evitar el patrullaje policial.

Incluso este grupo, según Hugo Silva, jefe de la Policía Nacional de El Oro, el 22 de agosto de este año disparó contra personal policial.

Cuando los gendarmes ingresaban a La Sapera, un sujeto les comenzó a disparar, por ello, los gendarmes pidieron refuerzos. Al llegar otras unidades, ahora cerca de 15 hombres con armas largas y cortas disparaban contra los agentes, que tuvieron que retirarse.

En la camioneta policial quedaron los cuatro agujeros producto de los impactos que recibió la unidad.

BALACERA

La madrugada de este domingo, elementos de la UIAD llegaban a La Sapera para continuar con las investigaciones, cuando un grupo de sujetos les dispararon.

Mediante el uso progresivo de la fuerza, los policías con sus armas de dotación respondieron el ataque y en ese instante inició un cruce de balas.

Los atacantes se dividieron en dos grupos, unos ingresaron a viviendas y los otros se lanzaron al estero para escapar, pues hasta al lugar llegaron los refuerzos, que se trataban de elementos del Grupo de Operaciones Especiales, Policía Judicial y eje preventivo.

En la balacera terminó herido Soto, pues recibió un disparo en la pierna izquierda y tuvo que ser trasladado hasta una casa de salud.

Mientras que los uniformados tuvieron que allanar casas y se lanzaron al gua para detener a un total de 13 personas, entre los que figura una mujer.

DETENIDOS Y EVIDENCIA

Entre los 13 detenidos están Jacinto M., quien registraba dos detenciones anteriores, una por asesinato y una por extorsión, además, tiene una boleta de captura vigente; Braulio C., que fue detenido por robo y también registra una boleta de captura.

Además, Nelson G., que tiene cuatro detenciones anteriores por robo y una por tenencia de armas no autorizadas y José C., quien cuanta con dos procesaos por robo y tenencia de armas.

Entre los indicios se decomisaron dos pistolas y una de estas es de uso policial, un fusil, una subametralladora, siete paquetes con cocaína, cuatro celulares, cuatro tacos de dinamita, cuatro alimentadoras, una munición, dos motocicletas (una reportada como robada) y siete kilos de marihuana.

ASESINATOS

Werdi Soto Esta involucrado en al menos dos asesinatos. Estos son por las muertes de Carlos Xavier Saldarriaga Hidalgo y Jonathan Paul Ávila Caicedo.

El 13 de julio, los pasajeros de un bus urbano, línea 7, que cubría la ruta del centro de Machala hasta el barrio La Unión en Puerto Bolívar, se alarmaron al escuchar varios disparos en los asientos posterior de la unidad de trasporte.

Se trataba de un asesinato al estilo sicariato en contra de Saldarriaga, quien viajaba junto a su pareja sentimental.

Según testigos, un hombre flaco y alto subió a la unidad de transporte cerca del sector La Sapera, más conocida como la entrada al Coco, allí se dirigió directamente hasta donde estaba sentado Saldarriaga, sacó su arma de fuego y le propinó tres disparos en la cabeza.

La pareja del occiso gritó por ayuda luego de ver el cuerpo inerte de su ser amado tirado en el pasillo del bus.

El 16 de julio, la tranquilidad de quienes disfrutaban alimentos preparados a base de mariscos en un reconocido restaurante de Puerto Bolívar terminó luego que en la parte exterior se registra una muerte violenta.

La víctima, que recibió disparos en la cabeza, fue identificada como Jonathan Paul Ávila Caicedo, de 31 años, quien no registraba antecedentes penales. El hombre trabajaba como guardia o mesero ocasionalmente según la situación lo amerite.

Era cerca de las 17:10 cuando el ciudadano se encontraba en la parte exterior conversando con un compañero y hasta el lugar llegaron un auto rojo y una motocicleta azul.

Del carro se bajó un sujeto que en su mano tenía un arma de fuego y caminó directo hacía la víctima, que al tenerla a menos de un metro comenzó a dispararle.

Ávila intentó correr, pero al ser alcanzado por los proyectiles cayó al suelo y en ese momento fue rematado con disparos en la cabeza. Su muerte fue instantánea, dijo un agente policial.

ARMA POLICIAL

El arma de uso policial decomisada en este operativo fue robada el 5 de septiembre, cuando dos policías fueron interceptados mientras intentaban controlar el ataque a una mina de oro en el cantón azuayo Camilo Ponce Enríquez.

Los antisociales neutralizaron a los gendarmes y se llevaron las llaves del patrullero, pero por una acción inmediata de sus compañeros se impidió el robo.

El suceso fue reportado a la 01:00, según el comandante de Policía en la Zona 6, Xavier Rosero. En primera instancia, sus subalternos llegaron para frenar el ataque, pero fueron interceptados por cerca de quince delincuentes, quienes se llevaron las llaves del patrullero para evitar la persecución y una de las armas de uso policial.

No hubo enfrentamiento con armas de fuego o golpes entre los involucrados, por lo que no se registraron heridos ni tampoco hurto de sus elementos de dotación.

Y aunque al principio lograron su cometido al llevarse varios saquillos con oro incrustado en rocas, en cuestión de minutos hubo algunos resultados. El principal fue la detención del conductor de un volquete en el que se transportaban bultos similares a los robados. (DIARIO CORREO)