Legisladores de EEUU se movilizan para ampliar autoridad de la Casa Blanca sobre sanciones a Rusia

WASHINGTON – Los legisladores estadounidenses se movilizaron el martes para otorgar a la administración del presidente Joe Biden una mayor autoridad para imponer sanciones a Rusia por la invasión no provocada de Ucrania a principios de este año.

El senador republicano Pat Toomey y el senador demócrata Chris Van Hollen presentaron un marco que respalda los esfuerzos de la administración, junto con los líderes del G-7, para limitar el precio de las exportaciones de petróleo ruso.

«Estamos privando efectivamente al gobierno ruso de las ganancias que probablemente estén utilizando para financiar esta guerra», dijo Toomey a los periodistas en una conferencia de prensa el martes. «Vamos a demostrar si el mundo libre tiene o no la determinación de evitar que un autócrata brutal vuelva a trazar las fronteras internacionales porque cree que puede hacerlo».

El senador Pat Toomey, republicano por Pensilvania, analiza el renovado acuerdo comercial de América del Norte del presidente Donald Trump con Canadá y México durante una entrevista televisiva en Capitol Hill en Washington, el 2 de octubre de 2018.
El senador Pat Toomey, republicano por Pensilvania, analiza el renovado acuerdo comercial de América del Norte del presidente Donald Trump con Canadá y México durante una entrevista televisiva en Capitol Hill en Washington, el 2 de octubre de 2018.

Se espera que Estados Unidos y los aliados del G-7 acuerden un precio tope para las exportaciones de petróleo ruso en diciembre, cuando también entre en vigor un embargo petrolero de la Unión Europea.

«Si se quiere establecer un límite de precios a nivel mundial para el petróleo ruso, hay que asegurarse de que se aplica de manera uniforme. Y para hacerlo, creemos que se necesita el respaldo de sanciones secundarias. Por el contrario, contrario, Rusia explotará vacíos legales. Y hay otros países, como China, que ya están aumentando drásticamente sus importaciones de petróleo ruso», dijo Van Hollen a los reporteros el martes.

«Si el límite de precios funciona, tal y como la administración y nosotros esperamos, entonces las sanciones nunca se van a activar, porque se tiene una diferencia de precios a nivel mundial. Estas sanciones sólo se activarán si la administración no logra alcanzar ese precio uniforme», dijo Van Hollen.

El marco exige monitorear las compras de petróleo ruso y permitiría a Biden imponer sanciones a países e instituciones financieras que pretendan sacar provecho de un tope en el petróleo ruso.

Desde la invasión rusa de Ucrania en febrero de 2022, Estados Unidos ha impuesto duras sanciones al presidente ruso Vladimir Putin, a los oligarcas rusos y al sector ruso de la banca.

El senador Chris Van Hollen, demócrata por Maryland, interroga a un testigo en el Capitolio en Washington, el 16 de enero de 2019.
El senador Chris Van Hollen, demócrata por Maryland, interroga a un testigo en el Capitolio en Washington, el 16 de enero de 2019.

Estados Unidos y sus aliados también cortaron el acceso de Rusia a las instituciones bancarias occidentales y bloquearon los viajes al extranjero de muchos familiares y amigos de Putin.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos «ha sancionado a cientos de individuos y entidades rusas, y esto incluye a la mayoría de las mayores instituciones financieras de del país, los nodos clave y los militares, las cadenas de suministro industrial de Rusia, y los oligarcas y secuaces que ayudaron a perpetuar la guerra de Putin» dijo a los legisladores el martes Elizabeth Rosenberg, subsecretaria de financiamiento del terrorismo y delitos financieros del Tesoro.

«A Estados Unidos se le han unido más de 30 países que representan colectivamente más de la mitad de la economía global y que imponen sanciones, el mayor régimen de sanciones de la historia moderna», agregó Rosenberg.

Rosenberg afirmó a los legisladores que la amenaza de un tope de precios ya estaba teniendo un impacto en el mercado global, cambiando el comportamiento de los países que no lo han impuesto.

«No pueden usar menos la existencia del tope de precios para aprovechar los precios más bajos de Rusia. Y, de hecho, ya estamos viendo que los compradores asiáticos han usado el tope de precios para aprovechar precios más bajos, reducir los precios de las tasas de energía rusa». Esa es esta política que ya está funcionando”, dijo.

El marco Toomey-Van Hollen se convertirá en la primera gran legislación bipartidista sobre sanciones a Rusia, introducida en el Congreso desde febrero.

Fuente: Voz de América