¡Muerto en balacera que inició en un amanecedero!

Con un disparo en la cabeza fue asesinado Hade Rafael González Salazar, de 26 años, de nacionalidad venezolana y que habría participado en un asalto. El hecho ocurrió en Machala.

Testigos, que incluso registraron con sus celulares la balacera, indicaron que cerca de las 06:25 de este domingo, en dos carros, uno negro y otro rojo, llegaron sujetos armados e ingresaron a un amanecedero donde al menos 50 personas consumían bebidas alcohólicas.

Se presume que el objetivo de los antisociales era robar al hijo de un minero y al salir del establecimiento, también atacaron a unos ciudadanos, incluso uno resultó herido al recibir una puñalada.

De pronto, aparecieron tres individuos, que vestían camisas blancas y pantalones negros, pues se tratarían de guardaespaldas, quienes de manera estratégica realizaron disparos en contra de los posibles asaltantes.

Un grupo logró huir en el vehículo negro, mientras los otros intentaron abordar el auto rojo, pero no lo lograron y optaron por correr hacia el barrio Velasco Ibarra. En el grabación se observa que el hoy occiso ya estaba herido y que intentaba alejarse mientras cojeaba.

Precisamente González, que presentaba dos impactos de bala, uno en la pantorrilla y el otro en el muslo, avanzó hasta las calles Cuenca y Portoviejo, donde se agotó y se sentó en una mueble que estaba en la parte exterior de una vivienda.

En ese momento los individuos que lo perseguían lo alcanzaron y le propinaron un disparo en la cabeza y luego se dieron a la fuga. En cuerpo quedó en este sofá mientras que emanaba abundante sangre.

OTRA HIPÓTESIS

La Policía también maneja la hipótesis que en el amanecedero se registró una riña, luego que personas quisieron abusar de una de las trabajadoras. El conviviente, que era el extranjero herido, al defenderla fue atacado con un cuchillo.

Los hombres del grupo donde estaba González intentaron perseguir al atacante del venezolano, pero cuando abordaban el carro rojo es que fueron repelidos por los guardaespaldas, pues el hijo del minero también estaba involucrado.

DILIGENCIAS

Personal de Policía Nacional al conocer de la balacera atendieron esta emergencia. En la calle Babahoyo y 25 de Junio estaba abandonado el carro rojo. Los parabrisas estaban rotos a causa de los proyectiles que impactaron.

En la parte exterior del amanecedero se encontraban las vainas percutidas, la sangre que emanó el ciudadano extranjero y unos zapatos de taco abandonados por una de las mujeres que se divertía en el centro de diversión.

Mientras que en las calles Cuenca y Portoviejo estaba el cadáver en el sofá y fue cubierto con una bata quirúrgica. Alrededor del cuerpo había 10 indicios balísticos, pero el fallecido presenta un impacto de bala en la cabeza, dijo el coronel Paúl Villavicencio.

Además, los moradores aprovecharon para solicitar que el amanecedero sea cerrado, pues aseguran que las balaceras son constantes en el sector. (DIARIO CORREO)