Una profesora comparte en Twitter la ingeniosa forma de copiar de uno de sus alumnos: «Las ‘chuletas’ no son como antes»

Copiar en un examen siempre ha sido una tarea laboriosa, ya que había que tener en cuenta muchas cosas. Lo más importante era contener los nervios, que el profesor no lo viese y que el artefacto con el que se realizase el acto no fuese grande o ruidoso.

Con el paso de los años se han ido reinventando las maneras de copiar. Desde notas en papeles o en la propia mano, hasta pinganillos por los cuales otra persona leía en alto el temario, pasando por llegar a utilizar dispositivos inteligentes como relojes de última generación.

Eso sí, si el profesor pillaba al alumno copiando, le retiraba lo que se denomina como ‘chuleta‘. Muchos de los docentes la guardaban para después comprobar lo que se había copiado de ella y lo que no. 

Yolanda de Lucchi, una profesora de la carrera de Derecho en la Universidad de Málaga, ha querido compartir lo que ha denominado como «una reliquia universitaria» que confiscó a uno de sus antiguos alumnos.

En las imágenes se puede apreciar el temario de la asignatura grabado en todo el tubo transparente del cual se componen los bolígrafos de la marca Bic.

«¡Qué arte! Las chuletas no son como antes«, añade la profesora. El tuit se ha viralizado y cuenta ya con más de 94.000 ‘me gusta’. Muchas de las respuestas a esta publicación son de estudiantes identificados con la persona que hizo tal trabajo.

Gonzo, uno de los usuarios que ha comentado el tuit, asegura que «conoce perfectamente al autor de la obra» y que le ha dado permiso para enseñar algunos bolígrafos que aún conserva en su casa y que no llegaron a quitarle.

«La técnica utilizada por el artista, según me cuenta él mismo, era la de suplir la mina de grafito de un portaminas por una aguja, lo que le hacía superfácil el escribir en el bolígrafo», explica el usuario.

Con este ejemplo queda claro que, para copiar en un examen, hay que tener bastantes ganas y buenas ideas. Eso sí, después de realizar tal trabajo, algo de información retendría en su cabeza.

Fuente: 20minutos.es