Delincuentes aplican cobros de «vacunas» extorsivas en Cuenca

La denominada “vacuna” es una modalidad de extorsión que utilizan los delincuentes para amedrentar a los dueños de locales comerciales y negocios.

Los delincuentes se hacen pasar por integrantes de grupos delictivos grandes para causar temor y exigir a las víctimas el pago de dinero. 

Hugo Arroyo, comandante de la Subzona de Policía del Azuay, detalla que en la ciudad de Cuenca se han registrado algunos casos de esta forma de extorsión.

Explica que la dificultad para las investigaciones es la falta de denuncias por parte de los afectados por el miedo a los delincuentes y otras circunstancias de la justicia. La Policía desarrolla el seguimiento de estas agrupaciones delictivas. 

Dos formas de extorsiones

Arroyo comenta que existen dos formas con las que los delincuentes efectúan las extorsiones: 

  • De manera física

Los delincuentes acuden a los locales comerciales y con amenazas exigen el dinero a cambio de dar “seguridad”. Es decir, no atentar contra los comerciantes.

  • Efectuar llamadas telefónicas o enviar mensajes a los propietarios de los negocios

De esta forma proceden con amenazas con el fin de exigir ciertas cantidades de dinero.

Análisis de víctimas

El jefe policial señala que los delincuentes analizan a las víctimas y exigen distintas cantidades de dinero que pueden ir desde 5 dólares; en ciertas ocasiones las víctimas han pagado más de 5.000 dólares. 

La Policía pide que los ciudadanos afectados den aviso al ECU 911 para que los investigadores puedan acudir y dar el respectivo seguimiento. 

Las modalidades de extorsión son varias. La Policía explica que los delincuentes utilizan datos que las víctimas publican en redes sociales.

Los comerciantes con el fin de vender publican sus números de teléfono en las plataformas digitales y estos son aprovechados por delincuentes para enviar mensajes de extorsión. (DIARIO EL MERCURIO)