La enfermera acusada de asesinar a bebés con inyecciones de insulina y aire en Reino Unido

En el Tribunal de Manchester, Reino Unido, la han llamado «envenenadora», pero ella niega las acusaciones.

La enfermera Lucy Letby ha sido acusada de causar la muerte a cinco niños y dos niñas, así como de intentar asesinar a otros 10 bebés en el hospital Condesa de Chester.

El fiscal Nick Johnson señaló a Letby como una persona con una «presencia malévola constante» en la unidad neonatal del hospital.

La mujer de 32 años rechaza los 22 cargos interpuestos ante el Tribunal de la Corona de Manchester.

Los miembros del jurado escucharon que la enfermera presuntamente trató de matar a un bebé en tres ocasiones, mientras que otro murió como resultado de una inyección de aire.

Las acusaciones

Los padres de los bebés víctimas del caso se encontraban entre los presentes en el tribunal cuando Johnson abrió la acusación. Dijo que la institución de la ciudad de Chester era un «hospital general ocupado como tantos otros en Reino Unido».

Sin embargo, continuó, «a diferencia de muchos otros hospitales, dentro de la unidad neonatal del Hospital Condesa de Chester una envenenadora estaba trabajando».

Antes de enero de 2015, las estadísticas de mortalidad de bebés en la unidad neonatal de la clínica eran comparables a otras unidades similares, expuso.

«Sin embargo, durante los siguientes 18 meses aproximadamente, hubo un aumento significativo en la cantidad de bebés que morían y en la cantidad de colapsos catastróficos graves».

Hospital Condesa de Chester
Pie de foto,Los casos ocurrieron en el Hospital Condesa de Chester, de esa ciudad del noroeste de Inglaterra.

Johnson afirmó que el aumento fue notado por los especialistas del hospital, quienes estaban preocupados porque «los bebés que estaban muriendo se habían deteriorado inesperadamente».

Los médicos también notaron que los bebés que colapsaron «no respondieron a la reanimación adecuada y oportuna» y que otros «decayeron dramáticamente, pero luego, igual de rápido, se recuperaron».

«Habiendo buscado una causa, que no pudieron encontrar, los especialistas notaron que los colapsos y muertes inexplicables tenían un denominador común«, dijo.

Y ese era «la presencia de una de las enfermeras neonatales y esa enfermera era Lucy Letby».

La investigación

El fiscal expuso ante el tribunal cómo los médicos no podían resolver la razón de las decaídas y las muertes, por lo que llamaron a la policía y realizaron una «revisión minuciosa».

«Esa investigación sugiere que en el período entre mediados de 2015 y mediados de 2016, alguien en la unidad neonatal envenenó a dos niños con insulina«, dijo.

«La acusación dice que la única conclusión razonable que se puede extraer de la evidencia que se expone es que alguien envenenó deliberadamente a estos bebés con insulina».

Los bebés, según el fiscal, eran gemelos (aunque no entre ellos) y fueron envenenados a los pocos días de nacer.

Johnson dijo que sus niveles de azúcar en la sangre cayeron a niveles peligrosos.

Lucy Letby en un dibujo
Pie de foto,Lucy Letby rechaza las acusaciones en su contra.

Pero los menores, identificados solo como niño F y niño L, sobrevivieron gracias a la habilidad del personal médico que analizó los niveles bajos de azúcar en la sangre.

«Lo que el personal médico no se dio cuenta es que en ambos casos, fue el resultado de alguien que los envenenó con insulina», agregó.

El fiscal afirmó que nadie pensaría que alguien estaría tratando de matar bebés en una unidad neonatal.

«Hay un número muy restringido de personas que podrían haber sido el envenenador, porque la entrada a una unidad neonatal está muy restringida», expuso.

Lucy Letby estaba «en servicio» cuando ambos bebés fueron envenenados. «Acusamos que ella fue la envenenadora», dijo Johnson.

Ambos gemelos tenían un hermano, el niño E y el niño M, quienes presuntamente también fueron atacados por Letby, uno de los cuales no sobrevivió.

Lucy Letby en un dibujo custodiada por guardias
Pie de foto,El jurado escuchó que Lucy Letby intentó matar al mismo bebé tres veces.

El tribunal escuchó que uno de los medios por los cuales el niño E murió y el niño M resultó afectado fue una inyección de aire en el torrente sanguíneo, lo que los médicos llaman embolia de aire.

En sala también se dijo que todas las muertes y colapsos «no fueron accidentes» y no fueron «tragedias naturales».

El fiscal continuó diciendo que a veces a los bebés se les inyectaba aire y en otras ocasiones se les alimentaba con insulina o demasiada leche, según las evidencias.

«La presencia constante cuando fueron atacados fatalmente o colapsaron catastróficamente fue Lucy Letby».

Varios intentos

Los miembros del jurado vieron un cuadro que mostraba las enfermeras que estaban en servicio cuando ocurrieron los presuntos incidentes criminales.

Señalando, como ejemplos, los primeros tres presuntos delitos, el fiscal dijo que la tabla mostraba que la única persona que estuvo presente en las tres ocasiones fue la acusada.

Manchester Crown Court
Pie de foto,Se espera que el juicio se prolongue por unos seis meses.

«Si miran la tabla en general, la imagen es, decimos, evidentemente obvia. Es un proceso de eliminación. Muchos de los hechos de este caso ocurrieron en los turnos de noche. Cuando Lucy Letby pasó a los turnos de día, los colapsos y las muertes se trasladaron a los turnos de día«, afirmó.

Johnson afirmó que, en algunos casos, Letby intentó matar al mismo bebé más de una vez. «En un caso incluso llegó a la tercera vez», aseguró.

En el tribunal también se informó sobre los estudios de Letby, quien se graduó de enfermería en la Universidad de Chester unos años antes de los hechos.

Además, trabajó durante todo el período en la unidad neonatal y vivía en Chester en ese momento.

El juicio podría durar hasta seis meses y la defensa habrá de presentar sus argumentos.

Fuente: BBC News Mundo