Pitbull ataca a ladrón en México y casi le arranca un brazo

El hecho sucedió en Chiapas y los familiares de la víctima piden que el can sea sacrificado. ¿Qué opinan las autoridades?

‘El héroe de Copoya’, así es como han apodado los habitantes de Chiapas, México, a un perro que atacó a un presunto ladrón que entró en una de las viviendas de la comunidad.

Ocurrió el 7 de octubre cuando un hombre, identificado como Jose Arbey, intentó ingresar sin autorización a una vivienda ubicada en Tuxtla Gutiérrez, municipio de Copoya.

El perro, al notar la presencia de un extraño, se lanzó a morderle el brazo izquierdo, hasta arrancarle parte del mismo, justo antes de que el ladrón lograra pasar del patio de la casa al interior de la vivienda.

Al escuchar los gritos desesperados del presunto ladrón, el perro fue apartado y amarrado en la casa de sus dueños por orden de las autoridades.

Mientras tanto, el presunto ladrón fue trasladado por los paramédicos de Protección Civil Municipal al hospital Gómez Maza para su respectiva valoración médica.

A través de las redes sociales se hicieron virales las imágenes del hecho, llegando incluso a ser mencionado en sus redes sociales por Paulina Peña, la hija del expresidente mexicano Enrique Peña Nieto, quien también defendió la acción del animal y les expresó su apoyo a los dueños.

También, a través de las redes sociales, diferentes usuarios han expresado su apoyo al perro con los numerales #DogVader y #ElHéroedeCopoya con mensajes como:

“Totalmente de acuerdo, el animal no debe morir (el perro), solo defendió a su familia” o “Apoyemos todos al perrito quien defendió su casa y a la familia. Y que encarcelen al ladrón que quiso entrar” son algunos de los mensajes de apoyo.

También a través de las redes sociales, los medios locales hicieron eco de la escena ensangrentada donde había tenido lugar el ataque y varios miembros de la comunidad se acercaron para condenar el hecho.

La familia del presunto ladrón está solicitando que el canino sea sacrificado, a lo cual el director de Protección Contra Riesgo Sanitario Municipal, Alfredo Ruíz Coutiño, aseguró que el perro no será sacrificado y que, en cambio, estará en observación por diez días para descartar signos del virus de la rabia.

“Max (como ha sido llamado el perro) defendió su hogar y a su familia, en ningún momento atacó fuera de su hogar; en este sentido,no hay ningún reglamento o ley que indique un proceso legal en contra del canino”, argumentó el funcionario.

Cabe recordar que no es el primero de estos casos en México, en el año 2019, un perro guardián en Jalisco mató a un sujeto que intentó robar la casa de sus dueños.

Sucedió específicamente en la colonia Lomas de Oblatos, Guadalajara, cuando un hombre de 25 años ingresó a una vivienda para robarla y fue atacado por el canino, provocándole graves heridas que lo llevaron hasta la muerte.

Pese al desenlace fatídico para el ladrón, la Fiscalía del Estado de Jalisco ordenó que el animal se mantuviera en observación en el Centro de Protección Animal del Gobierno de Guadalajara durante diez días, evitando así que fuera sacrificado.

También está el caso de una pareja de adultos mayores en Carolina del Norte, Estados Unidos, que sufrió heridas graves por el ataque de un perro pitbull, que hirió incluso al oficial de la policía que atendió el incidente.

Finalmente, el hecho terminó cuando el oficial que estaba intentando detener al canino tuvo que dispararle dos veces.

Varios especialistas en comportamientos caninos, en especial de la raza pitbull, han asegurado que no existen razas asesinas, “todo se relaciona con el fin de la crianza animal: si la crianza es inadecuada, el humano genera una especie de bomba que no sabe cuándo puede llegar a detonar”, le dijo María Virginia Ragau al medio argentino Infobae. (SEMANA)

La Fiscalía de Jalisco desmintió que el animal fuera sacrificado (Foto: Twitter @FiscaliaJal)