Sujeto fingió que iba a dar una charla en un colegio de Quito, pero robó 12 celulares de los estudiantes

Un delincuente entró a un colegio particular del centro-norte de Quito con la excusa de que iba a brindar charlas sobre juegos tradicionales, pero terminó robando 12 celulares de los menores sin que ninguna autoridad se diera cuenta. Los padres de familia piden justicia y reparación para sus hijos.

Todo empezó el pasado martes, 4 de octubre, cuando un sujeto envió una carta dirigida a la rectora del colegio. Pidió que se le permita realizar una charla sobre juegos tradicionales, como parte de sus prácticas de pedagogía. El hombre se identificó como estudiante de una universidad de la capital.

La solicitud fue aprobada, de manera formal, por la rectora del plantel sin verificar la identidad y procedencia del individuo. Así lo evidencia un documento difundido en redes sociales, el cual está firmado por la autoridad, dando paso a la supuesta actividad del jueves 6 de octubre.

Aquel día, el hombre entró al aula del noveno A y empezó con la actividad. “En primera instancia se encontraba el tutor, pero luego salió y les deja únicamente a los menores con este señor”, narró Glayton Carrasco, presidente de los padres de familia del curso, a Vistazo.

Al terminar la dinámica, el ladrón les dice a los niños que para probar que ellos pueden vivir sin la tecnología, entreguen los teléfonos y los dejen en el escritorio.

“En eso arma equipos astutamente, los que tenían los mejores teléfonos los pone en un equipo y los otros aparte. Obviamente, ganan los que tenían los mejores teléfonos y les dice que vayan al patio para hacer la premiación de la dinámica”, comenta Carrasco.

Minutos después, el sujeto se marchó del colegio sin pasar por ningún control por parte de las autoridades o el personal de seguridad. Mientras tanto, los menores, al darse cuenta del atraco, entraron en pánico. El ladrón se llevó 12 celulares, valorados entre 4 mil y 5 mil dólares en total.

Según narran las víctimas, la rectora, al enterarse del hecho, sin comentar nada a los padres, retuvo a los alumnos para conocer lo sucedido. En cambio, los padres los llamaban, pero los celulares estaban apagados. Algunos perdieron el recorrido escolar y llegaron cerca de las 17:00.

“La rectora mencionó que va a poner la denuncia y trató de llegar a un acuerdo. Dijo que se iba a hacer cargo de los valores, luego se fue y nunca más regresó”, acotó Carrasco.

Al siguiente día, los padres tuvieron otra reunión para elegir a las dignidades del curso. Esperaban también la presencia de la rectora para que brinde una explicación completa de lo que ocurrió con la lista de afectados, pero nada de esto pasó.

“Solo acudió el tutor del aula para pedirnos tranquilidad, pero sobre todo reserva”, anota el padre de familia.

La mañana de este martes, 11 de octubre, las familias de los menores realizaron una rueda de prensa en los exteriores del colegio para exigir que la rectora dé una respuesta clara de los hechos y falencias cometidas. Además, exigen una indemnización económica, pero sobre todo acompañamiento psicológico para las víctimas.

“Hoy es un robo, pero pudo ser un secuestro y las víctimas podrían haber sido nuestros hijos. Queremos que se revisen los protocolos de seguridad que actualmente tiene la institución”.

Al momento, las autoridades de la institución ya pusieron la denuncia, a la que se añadirán los padres como las partes directamente perjudicadas.

Vistazo se contactó con el colegio y mencionaron que en las próximas horas emitirán un comunicado. Además, aseguraron que se trata de una estafa y no un robo.

Oficio de los padres de familia a la rectora:

Este no sería un hecho aislado, estudiantes del Colegio Montúfar en Quito protestaron esta mañana por seguridad. Denuncian que han ocurrido hurtos dentro de la institución, presuntamente por parte de los mismos alumnos.

Fuente: vistazo.com