Maestra llora al testificar en un juicio que uno de sus alumnos comía migas del suelo del hambre que tenía

En un testimonio desgarrador, una maestra de la escuela primaria East Moriches de Long Island, NY contó entre lágrimas en el juicio al expolicía Michael Valva por la muerte del hijo autista del exagente, que el pequeño de 8 años estaba constantemente hambriento y casi no tenía fuerzas para tenerse en pie.

«Estaba tan flaco», dijo la maestra de segundo grado Michelle Cagliano desde el estrado de los testigos este lunes, de acuerdo al diario local Newsday. «Podía sentir los huesos de su cuerpo», aseguró.

La maestra contó que el pequeño Thomas Valva había dicho al personal de la escuela que tenía hambre tantas veces que ella comenzó a anotar en un diario todas las ocasiones en que le pedía la comida.

Segun el canal News 12 The Bronx, en una ocasión lo vio comer migas del piso y restos de comida de la basura. También notó que llegaba a clase con moretones.

También dijo que en varias ocasiones llevó al menor a la cafetería de la escuela para desayunar o para que comiera barras de granola y otros refrigerios para calmar su hambre.

En septiembre de 2018, prosiguió, el niño se ensució los pantalones después de que ella le diera una pera y galletas saladas. La prometida del padre, Angela Pollina, la culpó por el accidente y le prohibió que lo alimentara porque era «un mentiroso» que quería manipular a sus padres y a sus maestros.

Según la maestra, el niño subió de peso y su comportamiento mejoró en noviembre de 2018, pero en enero de 2019 estaba nuevamente «muy, muy flaco, muy demacrado, con mucha hambre».

Thomas murió congelado en 2020 luego de que fuera encerrado en un garaje sin calefacción en su casa. Valva atribuyó la muerte del pequeña a que se había caído.

Tanto el padre del niño como su madrastra están siendo juzgados y acusados de asesinato en segundo grado. El hermano mayor de la víctima, que supuestamente también fue sujeto a maltratos, salvó la vida.

Según los maestros y administradores de la escuela, en repetidas ocasiones denunciaron la situación del pequeño a los servicios sociales, pero nunca se acabaron de tomar medidas.

Read the original article on People en Español Fuente: MSN Latino