Policía en bicicleta frustra asalto en CDMX; eran cuatro contra uno y no tuvo miedo

En casi cualquier época de la historia mexicana abundan historias macabras relacionadas con algún policía. En el ideario colectivo se ha instalado que la deshonestidad rige su modo de ser y no hay forma de que eso pueda cambiar. Sin embargo, con relativa regularidad, hay casos que sirven para demostrar que los garbanzos a libra existen. Y hay un nuevo ejemplo de eso.

A través de un video difundido por el reportero Carlos Jiménez, se dio a conocer una secuencia en la que un policía, que viajaba en bicicleta, frustró un robo. Los hechos tuvieron lugar en la alcaldía Benito Juárez, concretamente en las calles Benvenuto Cellini y Leonardo Da Vinci de la colonia Mixcoac. El oficial de la Policía Bancaria Industrial (PBI) lo tenía todo en contra: en total, eran cuatro maleantes a los que debía hacer frente, los cuales estaban distribuidos en la avenida del hurto y en la de salida. Pero el héroe en cuestión decidió hacer de lado la lógica matemática y se enfrentó a los asaltantes.

Un verdadero hèroe…

Fue atacado a balazos ni bien los asaltantes detectaron su presencia en el acto, pero él tuvo la habilidad no sólo para evitar salir herido, al resguardarse detrás de una camioneta blanca, sino también para repeler el ataque y provocar que todos huyeran del lugar. Posteriormente, se dirigió hacia donde estaba la víctima, que según información de El Universal le agradeció por su oportuna intervención. Los hechos tuvieron lugar el pasado 22 de septiembre, según informó la Policía capitalina.

En redes sociales las personas ya lo han catalogado como «superpolicía» y hasta han dicho que les gustaría saber su identidad para hacerle llegar a un apoyo u diversas muestras de agradecimiento. De acuerdo con la Policía de la Ciudad de México, esta acción puedo realizarse debido al plan operativo para que policías a bordo de una bicicleta vigilen las calles de la Ciudad de México.

En una ciudad que transpira inseguridad, no está de más valorar escenas como esta. Quizá podría decirse que si llaman la atención es, justamente, por lo atípico que resulta ver a un policía actuar como se espera que lo haga. Pero, en este caso, el matiz de la desventaja numérica le otorga su correcta dimensión al actuar del uniformado. Por ejemplo, es fácil lo que cualquiera otro hubiera hecho en su lugar: primer ponerse a salvo y, una vez que el peligro se hubiera esfumado, tendría que llamar a sus «refuerzos» (o simular que lo hace, para que la menos se diga algo de él), y entonces sí, hacer como que preguntan cosas sobre el asalto y como que tratan de seguir la huella de los asaltantes.

El policía del video optó por eludir los atajos. Fue directo a la acción con todo lo que es implicaba, porque ya se sabe que en este país si un policía muere, pero Alfredo Adame estuvo involucrado en el caso, toda la atención se irá del lado del famoso y la muerte se contará como una cifra más. Lo más sencillo sería generalizar y asumir que la corrupción vive dentro de cada policía presente en cada rincón de la ciudad. Sin dejar eso de lado, porque tampoco se pueden ignorar los males arraigados en esa institución, este policía heroico ha devuelto cierta fe en la humanidad, como se suele decir, al tiempo que lava una parcela del maltrecho prestigio policiaco.

«Ese policía debe ser reconocido, ascendido, dotado de mejor protección y puesto al frente de un grupo policíaco. Ese personal es el que debe representar a la institución», comentó un usuario en Twitter. Y quizá ese sea el camino indicado para de, a poco, sanear a la policía: empezar por valorar a quienes hacen bien las cosas.

Fuente: Yahoo en Español