Corte Provincial ratifica sentencia de 25 años por el asesinato de su conviviente

Quito (Pichincha), 20 de octubre de 2022.- Wilson C. A. asesinó a su conviviente a golpes. El rostro de la mujer quedó irreconocible por las agresiones que le propinó con puños y objetos contundentes. Pese a que ello se comprobó en el juicio, el procesado apeló esa sentencia, buscando una reducción de los 25 años de condena que un Tribunal de Garantías Penales le impuso en mayo de 2022.

El fallo fue apelado por su defensa ante la Corte Provincial de Justicia de Pichincha, argumentando que no pretendió causarle la muerte a la víctima, aunque las lesiones que le ocasionó fueron extremadamente graves.

En la audiencia de apelación, la fiscal de la Unidad de Personas y Garantías, Patricia Muñoz, sustentó –nuevamente– la responsabilidad de Wilson C. A. en la muerte de su conviviente, Rocío del Carmen C., asesinada a los 25 años de edad.

El hecho, dijo, ocurrió el 4 de mayo de 2012 en el barrio Santo Tomás 1, al sur de Quito. El sentenciado agredió a su expareja sentimental con golpes de puño y, además, con un objeto contundente, provocándole lesiones en el rostro, cráneo e incluso rompiéndole piezas dentales.

De acuerdo con el informe del médico legista que practicó la autopsia, la causa de muerte de Rocío del Carmen C. obedeció a una hemorragia cerebral que devino en un trauma craneoencefálico, ocasionado por la golpiza que le propinó Wilson C. A.

Luego de dejar malherida a su conviviente, el sentenciado se comunicó con la hermana de la víctima. Ella, en el testimonio que rindió en la audiencia de juicio, dijo que cuando llegó a la casa encontró a su familiar tendida sobre una cama. Aún respiraba, pero estaba inconsciente.

Con ayuda de un taxista la trasladó hasta una casa de salud, pero su cuadro clínico era tan delicado que los médicos confirmaron su deceso.

Wilson C. A. tenía en sus prendas de vestir manchas de sangre. Además, presentaba lesiones en los nudillos debido a los golpes que le dio a su expareja sentimental, con quien mantuvo una relación conflictiva durante aproximadamente una década.

La sentencia de primera instancia fue ratificada en todos sus términos. La Sala de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha desechó la pretensión de la defensa y aceptó el pedido que formuló Fiscalía en la audiencia de apelación, confirmando la pena privativa de la libertad de 25 años en contra del procesado. Además, se ratificó el pago de una reparación integral de 20.000 dólares.

Información jurídica:

Wilson C. A. fue sentenciado por el delito de asesinato, tipificado en el artículo 450, numerales 4 y 5 del Código Penal, norma vigente para cuando se cometió el delito. Actualmente, su conducta delictiva se sanciona en el artículo 140, numerales 1 y 6 del Código Orgánico Integral Penal. (FGE)