¿Cuándo será el fin del mundo? Esto dice la Agencia Espacial Europea

Estimar cuándo será el fin del mundo es una de las tareas que ha investigado la humanidad a lo largo de los siglos, pues es probablemente la duda más grande de la historia y que ahora parece estar más cerca de tener una estimación certera, aunque curiosamente la respuesta gira alrededor del Sol y su tiempo de vida.

La Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés) reveló a comienzos de agosto detalles sobre el estudio del sol mediante la misión Gaia de cartografía estelar, la cual sirvió para identificar con precisión características de estrellas en la galaxia, con el Sol como principal objeto de estudio.

El análisis determinó la edad aproximada que tiene el Sol en la actualidad y pronosticó el periodo de vida que tendrá la estrella gigante de nuestro sistema solar, la cual eventualmente alcanzará una temperatura máxima, crecerá de tamaño y se encogerá hasta quedar como una estrella enana.

Cuando el sol alcance los 8 mil millones de años, se llevará a cabo el fin del mundo: Agencia Espacial Europea
Pixabay

¿Cómo interviene el sol en el fin del mundo?

El Sol, como principal fuente de vida en el Planeta Tierra , es fundamental para que la humanidad se pueda desarrollar como la conocemos, por lo que sus condiciones se deben mantener de la misma forma para no tener afectaciones en las condiciones del mundo actual.

El fin del mundo llegaría por la eventual extinción del Sol, el cual llegará al final de su vida a los 10 mil millones de años de edad, aproximadamente, cuando haya pasado por su temperatura máxima, su enfriamiento y su eventual conversión a una estrella enana blanca y tenue.

Afortunadamente la edad actual de la gran estrella del Sistema Solar es de 4,570 millones de años, por lo que se encuentra en su “cómoda edad media”, en la que es sumamente estable en cuanto a las reacciones químicas que provocan su brillo y calor; sin embargo, con el paso de los años el combustible de hidrógeno se agotará en su núcleo y comenzarán los cambios en el proceso de fusión, momento en el que la Agencia Espacial espera que “se hinche hasta convertirse en una estrella gigante roja, bajando la temperatura de su superficie en el proceso”.

Se espera que la temperatura máxima del Sol la alcance al cumplir los 8 mil millones de años, etapa en la que el mundo será inhabitable para cualquier ser vivo, con agua completamente evaporada sin capacidad de supervivencia.

Posteriormente el Sol se enfriará y aumentará de tamaño, convirtiéndose en una estrella gigante roja alrededor de los 10 a 11 mil millones de años de edad, momento en el que llegará su ocaso como una enana blanca y tenue, ya sin vida ni planeta Tierra en existencia.

Fuente: Azteca Noticias