Abren expediente por servir sopa con gusanos al personal del hospital de León

La dirección del Complejo Asistencial Universitario de León (CAULE) ha abierto expediente informativo ante el caso de insalubridad en la comida del personal médico, al que durante el fin de semana se le sirvió sopa en la que aparecieron pequeñas larvas de gusano de color negro, unos hechos que el centro sanitario tilda de «inaceptables».

El gerente del CAULE, Alfonso Rodríguez-Hevia, ha mantenido este lunes una primera reunión con responsables de la empresa adjudicataria del servicio de cafetería, Serunión, tras este caso de insalubridad detectado en la comida del personal.

«Una vez conocida la situación por el personal médico de guardia, hemos establecido un primer contacto con la empresa adjudicataria, que nos ha indicado que su departamento de calidad ya está trabajando para esclarecer lo sucedido», afirma el gerente.

Los gusanos se limitaron a un plato, dice la empresa

Por su parte, Serunion ha precisado en un comunicado que el caso de insalubridad detectado en la comida del personal el pasado sábado se limitó a un único plato de sopa, en el que aparecieron larvas de gusano de color negro, y ha asegurado que ha abierto una investigación.

Tras recibir la información el pasado sábado sobre la presencia de cuerpos extraños en una sopa de fideos de una usuaria del menú del personal de la cafetería, la empresa revisó todo el servicio sin que se detectara ningún caso más; y se inmovilizó la partida de fideos y se entregó al departamento de calidad el albarán del producto para que el proveedor proceda a revisar todos sus procesos de trazabilidad.

Serunión ha detallado que la sopa se había cocinado esa misma mañana cumpliendo los controles de seguridad alimentaria, y ha puntualizado que el producto estaba dentro del plazo apto para su consumo, ya que tiene su fecha de consumo preferente en julio de 2025, y cumple con todas las garantías higiénico-sanitarias, y recalca que se trata de una «primera marca nacional» y de referencia en el mercado.

La adjudicataria ha recordado que con la implantación del sistema de Análisis de Puntos de Control Crítico (APPCC) en el centro sanitario se garantiza la inocuidad de los platos producidos en cocina y, por ende, la salud del consumidor, por lo que este incidente «no representaría ningún riesgo para la salud».

A disposición de la Junta de Castilla y León

Además se ha puesto a disposición de la inspectora de Sanidad del centro, así como del servicio territorial de Sanidad de la Junta de Castilla y León para recabar el máximo de información sobre el origen de lo ocurrido.

El CAULE, por su parte, abrirá expediente informativo para conocer lo que ha pasado, «porque es algo que no puede volver a suceder, es inaceptable», explica Rodríguez-Hevia.

El gerente ha puntualizado que el caso se ciñe a la adjudicataria del hospital y que la comida de los pacientes nada tiene que ver con la misma, pues se elabora con personal y medios propios del CAULE.

Serunión ya protagonizó un episodio similar en los comedores escolares de León en octubre de 2014, cuando fueron detectadas larvas de gorgojo en un total de seis colegios de Castilla y León, cinco situados en la provincia leonesa y uno en la de Segovia por una partida de pasta en mal estado.

Fuente: 20minutos.es