La polémica escena de ‘Terrifier 2’ que causa desmayos en cines

El público estadounidense ya ha tenido la oportunidad de ver la que ya es por derecho propio una de las películas más polémicas de 2022. El pasado 7 de octubre llegó a las salas ‘Terrifier 2‘, secuela del slasher de culto estrenado en 2016. Varios medios informaron que algunos espectadores han sufrido vómitos desmayos durante la proyección, y parece que hay una escena en concreto que ha causado una enorme repulsa en muchos espectadores.

En ‘Terrifier 2’, dirigida por Damien Leone, un payaso psicópata llamado Art trata de acabar con Sienna, una adolescente, y su hermano Jonathan en Halloween. Además, el asesino también ataca a una amiga de la joven llamada Allie con la que juega a truco o trato en una secuencia.

Al abrir su puerta, ni Allie ni la audiencia se esperaban estar ante una de las escenas más violentas desagradables del cine de terror reciente. El siniestro payaso le arranca el cuero cabelludo y la piel a la adolescente, además de amputarle un brazo y partirle el otro. Luego, Art la rocía con lejía y sal antes de «prepararla», aún con vida, y dejarla allí esperando el regreso de su madre. Según Screen Rant, este brutal fragmento del filme es el que ha provocado desmayos vómitos entre algunos espectadores.

Aunque el nivel de violencia de ‘Terrifier 2‘ no es apto para todos los públicos, los fans de la franquicia saben que es uno de sus sellos. Después de una complicada producción y los retrasos que sufrió la película, hay quien considera que era necesario ir un paso más allá para sorprender a los fans, algo que sin duda ‘Terrifier 2′ ha logrado con su explícito sangriento contenido.

Habrá quien considere que ‘Terrifier 2‘ es de mal gusto, pero parece que la producción se ha ganado su lugar en la historia del cine de terror de los últimos años y ha despertado el suficiente interés para que haya una tercera entrega.

Cualquier secuela exitosa debe subir la apuesta de la película original, y esto es precisamente lo que ha hecho ‘Terrifier 2′ con el nivel de violencia. «Un día estaba en Barnes & Noble hojeando un libro sobre ‘Jack el Destripador‘.

Había una fotografía de una de sus víctimas. Era una mujer con todos sus restos esparcidos sobre una cama, y estaba tan horriblemente mutilada que ya ni siquiera se podía decir que era un ser humano. Eran solo trozos de carne y hueso, y fue realmente inquietante. Pensé ‘¿cómo podría Art The Clown dejar a un personaje en ese estado?’. De ahí vino la escena del asesinato en el dormitorio de Allie. Supongo que esa es la escena que está llegando a la gente porque no hay precedentes de una secuencia así que dure casi tres minutos. Es poco ortodoxo incluso para una película slasher que haya una matanza que dure tanto tiempo», relató el director Damien Leone a Variety. (EUROPA PRESS)