Encapuchado le disparó hasta matarlo

PUERTO BOLÍVAR.- Cuando Lizandro Josué Lerma Estacio, de 20 años, llegó en una ambulancia al hospital Teófilo Dávila los médicos confirmaron su muerte a causa de los disparos que recibió.

El hombre sufrió un atentado cerca de las 13:20 de este lunes en el barrio Rafael González Rubio, a pocos metros de la escuela Víctor Antonio Moreno Mosquera, en Puerto Bolívar.

Testigos indicaron que el joven, que cariñosamente era conocido como “Negro”, llegaba a la casa de un amigo con el que iban a realizar faenas de pesca.

En ese momento apareció un sujeto que cubría su rostro con un pasamontañas negro y que en una de sus manos sostenía una arma de fuego.

Cuando el antisocial estaba a menos de un metro de Lerma procedió a dispararle en algunas ocasiones y luego corrió aproximadamente 10 metros para abordar una motocicleta que era conducida por un cómplice y darse a la fuga.

Por los cerca de diez estruendos que escucharon los moradores salieron de sus casas y observaron que la víctima se encontraba en el suelo con heridas por las que emanaba abundante sangre.

Ellos ayudaron a que los suban a una ambulancia de la Cruz Roja, que lo trasladó a la casa de salud. En el trayecto su madre, que no paraba de llorar, lo acompañó.

Cuando el ciudadano llegó al nosocomio y su progenitora pedía que lo atiendan mientras tocaba la planta de sus pies, los médicos confirmaron que estaba sin vida.

Personal de la Dirección de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas (Dinased) llegó para realizar el levantamiento del cadáver, que se encontraba en el área de la morgue en una camilla metálica. El cuerpo presentaba al menos 10 impactos de bala y la mayoría eran en la cabeza.

Mientras que Criminalística levantó en el lugar del crimen aproximadamente ocho indicios balísticos que estaban alrededor de una mancha de sangre que era de la víctima. (DIARIO CORREO)