Exdocente es sentenciado –otra vez– a 13 años de prisión por abuso sexual

Joya de los Sachas (Orellana), 10 de noviembre de 2022.- La Fiscalía de Orellana obtiene una segunda sentencia condenatoria para el exdocente Ricardo Francisco C. P., de 48 años, por abuso sexual. Trece años y cuatro meses de prisión es la pena agravada que le impuso el Tribunal de Garantías Penales de Orellana.

El fiscal Pío Palacios demostró que en abril de 2018, el entonces profesor de primaria ejecutó actos de naturaleza sexual sobre una niña de 5 años, en el aula de primero de básica.

Con la reproducción del testimonio anticipado ante el Tribunal Penal, en el que la infante relató los hechos con sus palabras y utilizando muñecos asexuados; y, los informes periciales, se estableció que, por orden de su profesora, subía al aula de Ricardo Francisco C. P. para dejarle leche o refrigerio, momento en el que el ya sentenciado la violentaba.

Por su tierna edad, la niña no alertó inmediatamente a su madre. Sin embargo, ella se enteró por los comentarios de niñas del barrio que asistían a la misma escuela, respecto a supuestos abusos que el profesor Ricardo cometía en las pequeñas, cuando subían a dejarle el refrigerio, lo que coincidió con una infección de vías urinarias de la niña.

La madre le preguntó a su pequeña respecto a dichos comentarios y la niña le dijo que el profesor Ricardo “es grosero” y le detalló lo que le hacía. En su testimonio aseveró que –a partir de estos eventos– su hija no tiene confianza en sus compañeros y compañeras de aula, por lo que las peleas eran constantes, “quiere estar distanciada”. Sin embargo, en el ámbito familiar “es tranquila”.

Para el Tribunal Penal, en su sentencia condenatoria, Ricardo Francisco C. P. “cuando era docente de la institución educativa donde la niña estudiaba”, en lugar de velar por su protección, vulneró el bien jurídico protegido que es la integridad e indemnidad sexual, cuando aún no cumplía los 6 años, conforme el inciso tercero del artículo 170 del Código Orgánico Integral Penal (abuso sexual).

Un delito recurrente

La primera sentencia agravada contra el exdocente se dictó el 8 de septiembre de 2020. Fue de nueve años y cuatro meses de privación de libertad, como autor del abuso sexual cometido en una alumna de 12 años, que cursaba sexto año de educación básica.

Ricardo Francisco C. P., según las investigaciones y la acusación de Fiscalía de Orellana, empezó a cometer abuso sexual contra la víctima desde que ella estaba en tercer año de educación básica. La niña acudía a la casa del agresor en busca de su profesora –esposa del ahora sentenciado– para recibir ayuda con las tareas escolares. Sin embargo, el día que no encontró a su maestra, fue víctima del docente.

También, el 18 y 19 de enero de 2018, Ricardo Francisco C. P. reemplazó a su esposa en el aula de clases. Con el pretexto de revisarle las tareas, le ofreció 10 dólares a cambio de una felación en su casa, porque su esposa no estaba allí y –dicho esto– le tocó las piernas. (FGE)