Por qué se llama ‘Perro del infierno’ a la nueva variante del coronavirus

La covid continúa evolucionando y ya se han detectado nuevas subvariantes del virus original en algunos países europeos. En el caso de España, la mayoría de casos confirmados corresponde a las variantes BQ.1 y BQ.1.1, que proceden de ómicron.

El Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) catalogó el pasado 20 de octubre de 2022 al sublinaje BQ.1 y sus sublinajes, como BQ.1.1, como variantes de interés.

De acuerdo con el organismo europeo, se espera que entre mediados de noviembre y principios de diciembre de 2022, más de la mitad de infecciones se deban a estas variantes.

Referencia a la mitología griega

Así, una de las principales características de estas nuevas subvariantes es su mayor transmisibilidad respecto a cepas anteriores, ya que algunos estudios apuntan a que son, al menos, un 10% superior, y otros indican que podría situarse hasta en un 30% más.

Esta nueva variante, caracterizada por su rápido crecimiento, ha pasado a denominarse popularmente en redes sociales como ‘perro del infierno’ o ‘cerbero’. Un nombre que proviene de Alemania, haciendo referencia a Cancerbero, que en la mitología griega era el perro de tres cabezas del dios Hades que protegía las puertas del infierno como guardián.

Respecto a sus síntomas, los más habituales incluyen tos, dolor de cabeza, fatiga, diarrea, congestión nasal, fiebre, malestar muscular, disnea y pérdida de olfato o gusto, muy similares al resto de variantes. No obstante, las únicas particularidades que presenta son la pérdida de apetito, de afonía y las taquicardias.

Fuente: 20minutos.es