Tramo Tenguel-Río Siete, deteriorado y paralizado

EL ORO.- Un acuerdo entre el Estado y la parte de interpuso la acción de protección, es lo que espera la empresa Consur R7H para reanudar los trabajos en la vía Tillales – Tenguel, tramo que genera retraso al sector del trasporte.

Así lo explicó Jairo Carmona, representante de Consur, empresa privada que administra los 125 kilómetros de vía, desde Tenguel hasta Huaquillas. Él menciona que el desembolso del presupuesto por parte del Ministerio de Transporte y el acuerdo que llegue el Estado y la parte accionante para cobrar el peaje en el sector Río Siete, es fundamental para el reinicio de la obra que aún no hay fecha para retomar los trabajos, pese a que el Ministro Darío Herrera aseguró que muy pronto se retomaría esa obra.

Uno de los sectores más afectados es el camaronero y transportista. Reinaldo Sánchez, dirigente de la transportación pesada de El Oro, expresó que “es lamentable lo que sucede en nuestro país, cuando ocurre cuellos de botella en el sector de Ponce Enríquez las pérdidas son incalculables en todo el transporte y el movimiento de personas. Los camiones cargados, especialmente con banano, suelen pasar horas detenidos, no tenemos autoridades”.

Para Edison Brito, Presidente de la Cámara de Productores de Camarón de El Oro, los perjuicios económicos son grandes y calcula que en la última paralización se perdió aproximadamente USD 3’000.000,00 en la producción camaronera que no pudo llegar hasta el puerto de Guayaquil pues se trata de productos perecibles que no pueden permanecer horas en una carretera.

Brito añadió que para los productores camaroneros también se registraron retrasos en la recepción de insumos o combustible que necesitan para realizar sus labores productivas por lo que las pérdidas económicas son amplias, por ello es necesario la reanudación de los trabajos.

ACUERDOS

El primer grupo de Representantes del Frente de Cámaras de la Producción de El Oro, firmaron un acta de acuerdo en Pro del Desarrollo de la provincia de El Oro, el 21 de octubre de 2022, en horas de la tarde con José Luis Aguilar, Viceministro de Servicios del Transporte y Obras Públicas, en la Gobernación.

Este acuerdo tiene por objeto impulsar la reactivación de la construcción de la vía Tenguel – El Guabo, concesionada mediante contrato suscrito por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes con Consur RH 7, que desde el año 2016 se encuentra vigente, actualmente suspendido por una orden judicial desde hace aproximadamente dos años.

La decisión judicial de 7 de junio de 2022, tomada en el juicio Nro. 07317202000553, permite considerar el avance de obra de la concesión por lo que en ese marco de cosas el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, se compromete a gestionar ante el Ministerio de Economía y Finanzas la entrega inmediata del aporte del Estado para que Consur RH 7 proceda a completar las obras avanzadas e iniciar las nuevas a partir del Km 13 hasta El Guabo, además, de los diseños del paso lateral del cantón Ponce Enríquez, sin perjuicio del cumplimiento de las obras y sus mantenimientos estipulados en el contrato de concesión, así lo indica un comunicado del Frente de Cámaras.

“Estaremos vigilantes de que los compromisos adquiridos por las partes sean cumplidos, tanto del Gobierno ecuatoriano como la concesionaria Consur RH 7 caso contrario, seremos los primeros en defender nuestros derechos como orenses”, indica el comunicado de Frentes de Cámaras.

PERIPLO

Toda una odisea vive los conductores que a diario utilizan la vía Guayaquil – Machala. En el tramo de El Guabo a Tenguel, hay días que los choferes tienen que realizar largas filas para cruzar en el tramo de Ponce Enríquez, debido a los cuellos de botella que se generan.

El viaje desde Guayaquil a Machala o viceversa, que normalmente dura tres horas, ahora toma 3 horas y media, hay días que eso se convierte en cinco horas cuando se cierra el puente del río Gala.

Los vehículos livianos utilizan la ruta alterna San Carlos-Balao-Tenguel, mientras que el transporte pesado usa la carretera San Antonio-Tenguel.

En la UPC de San Carlos, un letrero anuncia el desvío hacia el lado izquierdo. Hasta ayer, un vigilante de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) guiaba a los vehículos livianos por ese camino. Esta conexión, de hecho, es la única vía que permite llegar a la provincia de El Oro.

ANTECEDENTES

En el 2016, la ampliación de la vía Machala-Guayaquil en el tramo Río Siete-Tillales (20km) fue concesionada a la empresa Consur R7H que en 2020 inició con el cobro del peaje en la estación El Garrido con la finalidad de realizar los trabajos de ampliación de la vía a 4 carriles con los dineros allí recaudados.

Desde la firma del contrato se han registrado al menos dos modificaciones importantes pues al inicio no se contempló que Consur R7H construya el paso lateral de El Guabo, el paso lateral de Ponce Enríquez, de 8,4 km, como obra complementaria incluye hasta el puente de Tenguel, límite de Guayas. Luego de las respectivas negociaciones la concesionaria asumió este compromiso a cambio de extender 10 años el contrato.

El contrato de concesión contempla una duración de 40 años y los valores a pagar van desde $ 1,00 para vehículos livianos hasta $ 6,00 para extra pesados. En un principio el contrato tenía una duración de 30 años y 3 peajes con tarifa mínima de $1,50 pero se modificó por diálogos entre la concesionaria, el MTOP y los transportistas.

En febrero de 2021 se paralizaron los trabajos por parte de Consur R7H en el tramo Río Siete-Tillales luego de la resolución judicial que dispuso que no se cobren más los valores en el peaje El Garrido por considerar que no se estaba prestando aún el servicio de manera total ya que la ampliación de la vía era de poco más de 4 kilómetros en enero de 2021. Ante la decisión de la justicia, la concesionaria Consur R7H declaró no tener recursos para continuar con las obras.

Cámaras y transportistas piden solución en la vía Tillales – Tenguel

Representantes de los sectores productivos de la provincia piden que los trabajos en la vía Machala – Guayaquil, tramo Tillales – Tenguel, se retomen. Cuando se generan cuellos de botellas en el sector de Ponce Enríquez, las pérdidas llegan hasta los 3 millones de dólares, por el retraso en el traslado del camarón.

Son 35 kilómetros de Tillales a Ponce Enríquez lo que se tiene de ampliar, de ellos 8 kilómetros tienen 4 carriles, donde se ubica el peaje, el cual no está siendo cobrado por una acción de protección que pusieron ciudadanos, quienes argumentaban que primero se tenía que terminar la vía y luego cobrar el peaje.

Finalmente, los sectores productivos están buscando solución al tema para que se desembolse el dinero y que los trabajos se puedan retomar.

Diario Correo recogió algunos criterios de los representantes de las Cámaras de El Oro, así como dirigente de la transportación y representante de la empresa Consur R7H, quien está a cargo de la administración de la vía.

Justamente, Consur siempre ha tenido administrada 105 kilómetros que corresponde desde Tenguel hasta Huaquillas. El tramo Tenguel hasta Tillales, es la obra priorizada, porque es un corredor de 35 kilómetros, de esos hay 8 kilómetros que tienen 4 carriles.

Eso significa que esos 8 kilómetros cumplen con la normal internacional y los niveles de servicios, los demás kilómetros no cumplen con esos niveles, por esa razón se requiere ampliarlo rápido.

Según la empresa, diariamente circulan 15.500 vehículos por el sector, por lo que es una vía prioritaria.

CRITERIOS

Rosa Prieto (Frente de Cámaras):

“Existe malestar, no solo como sector productivo, sino para la ciudadanía que diariamente transita por esta vía. Hemos estado gestionando con el Ministerio de Transporte, para reanudar el mantenimiento y ejecución de la vía. Estamos pidiendo para que vean una manera de ejecutar mejor los trabajos de circulación en el sector de Ponce Enríquez, con el objetivo de aliviar el tráfico vehicular. El 2 de Noviembre tuvimos una reunión con el viceministro de Transporte, para que se le desembolse el monto a ConSur, él me dijo que este año se hará ese desembolso. Estamos pidiendo que se agilite el inicio de la obra, porque hoy en día viajar a Guayaquil se demora 3 o 4 horas, cuando hay cuellos de botellas en el sector de la Ponce. Uno es el tema del dinero del Gobierno para que se destine a la obra y otra es la firma del amicus curiae para que ya se inicie los trabajos en la vía y así poder tener un flujo de transporte”.

Jairo Carmona (ConSur):

“Los problemas que tenemos para reiniciar los trabajos (en la vía Tillales – Río 7), es el cobro del peaje, es uno de los inconvenientes que, no tiene ConSur, sino el Estado, porque es él el dueño del proyecto, nosotros somos administradores. También, hay unos atrasos de parte del Estado para ConSur. Hemos tratado de buscar la manera o alternativas de solución con el nuevo Ministro y las personas que montaron la acción de protección, se ha tratado de hacer comprender en muchas formar, de que para hacer (reanudar) el proyecto, se necesita el financiamiento del peaje. Tienen que llegar un acuerdo entre las partes (Estado y Accionantes), conozco que han mantenido reuniones entre algunos grupos. Una vez que haya peaje, uno puede ir al banco, prestar el dinero y continuar con el proyecto. El Gobierno dice que necesita la obra muy rápido, pero el flujo de peaje es poco, por eso necesitamos el presupuesto estatal y nosotros ponemos la otra parte, así se maneja el proyecto público-privado”.

Reinaldo Sánchez (transportista):

“Los retrasos generan mucho problema para el sector de la transportación pesada, nosotros calculamos los tiempos y tenemos que estar a una hora en los puertos, pero a veces nos retrasamos hasta dos horas en el sector de Ponce Enríquez, eso genera pérdidas porque llegamos tarde y nuevamente tenemos que sacar un turno para poder ingresar al puerto. Discúlpeme, pero la empresa ConSur se metió hacer una obra sin tener plata, quieren cobrar el peaje para poder hacer la obra. Nos dijeron que cada 50 kilómetros iban a ver un peaje, mire usted, solo en la vía a Guayaquil hay que pagar hasta 5 peajes. Son al menos 1.000 camiones y buses pasan diariamente por la vía Machala-Guayaquil. Los productos que mayormente trasladamos es el camarón, banano y cacao, además, de los productos o víveres de primera necesidad. Esta vía es utilizada por los camiones que van a Loja y Zamora Chinchipe, o sea es utilizada y servirá para las tres provincias”.

Édison Brito (Productores de Camarón):

“Tenemos que coordinar con los camiones para ver los tiempos, esto genera retraso para que el camarón llegue a su destino, cuando hay mucho tráfico el producto no llega pronto, es ahí cuando se generan pérdidas de calidad, porque el camarón no es de primera, usted sabe que el camarón debe llegar lo más pronto a las plantas para procesarlo y así mantener la calidad que eso es lo importante. El problema era que el Ministerio de Finanzas no desembolsaba aún el presupuesto para reanudar los trabajos de la vía. El objetivo del peaje, es levantar la acción de protección, de ahí tienen que hacer un adenda de parte de la empresa contratista con el Ministerio de Obras Públicas, después se tendrá que ingresar eso al presupuesto para que Finanzas desembolse, ese es el proceso. Cada vez que se paraliza el sector de la Ponce Enríquez, nosotros calculamos que perdemos entre 2 y 3 millones de dólares, por tres días de paralizaciones, ese es un riesgo grande que corre el sector camaronero”. (FABRICIO CRUZ – DIARIO CORREO)