Infarto terminó con la vida de comerciante

HUAQUILLA.- Freddy Eduardo Balcázar Espinoza, de 58 años, nacido en la ciudad de Huaquillas y que se dedicaba al comercio de celulares, murió a causa de un infarto.

 La mañana de ayer viernes 18 de noviembre muchos huaquillenses se sorprendieron con la ingrata noticia.

Un infarto fulminante habría puesto fin a su vida. Su muerte ocurrió cuando junto a su esposa Lourdes se levantó para hacer ejercicio matutino.

De pronto, su corazón comenzó a palpitar demasiado fuerte, siendo trasladado inmediatamente al hospital básico de Huaquillas, llegando sin signos vitales.

Freddy fue hijo de Juan Balcázar (+), María Espinoza; Sus hermanos: Freddy, Vilma, Gilbert y Diana; Estuvo casado con Lourdes Cobeña; deja tres hijos; Tatiana, Mauricio, Jordán Balcázar Cobeña.

El ahora fallecido trabajaba en la venta de celulares y la primaria la terminó en la escuela Cap. César Edmundo Chiriboga. El bachillerato lo concluyó en el colegio Remigio Geo Gómez y terminó graduándose de abogado en la Universidad Técnica particular de Loja.

Desempeño cargos como: vicepresidente y director de la cámara de comercio de Huaquillas, dirigente de varios clubes deportivo, presidente estudiantil del colegio Remigio Geo Gómez Guerrero, defensor de los intereses del cantón Huaquillas.

También participó de un grupo de ciudadanos que lucharon por el comercio y la cantonización de Huaquillas. Un padre ejemplar que inculcó a sus hijos principios y valores hacia el prójimo.

Freddy por su don de gente, solidario, servicial y bondadoso, se había ganado el aprecio y respeto de muchas personas que rodeaba su círculo social, en su tierra natal Huaquillas.

La casa del duelo se realiza en su domicilio, ubicado en las calles Assad Bucaram, frente al parque de la madre de la ciudadela Ecuador.  (DIARIO CORREO)