Cuida tu sistema inmunitario con estas dos dietas

Come bien para estar fuerte”, es lo que siempre nos decían de pequeños en nuestra casa, pero, ¿realmente es necesario comer como tradicionalmente nos han recomendado para estar fuertes? Sari Arponen es doctora en ciencias biomédicas y es la encargada de desmentir y explicar los mitos que tenemos asociados a la alimentación y a nuestras defensas. Es la autora del libro El sistema inmunitario por fin sale del armario, un manuscrito en el que aprendemos que el sistema inmunitario es un tesoro que, bien cuidado, nos puede alargar la vida.

Hay que cuidar el sistema inmunológico para que trabaje de la mejor forma posible y nos proteja de enfermedades e infecciones, para ello hay que prestar mucha atención a lo que comemos. Una de las primeras razones que nos puede hacer enfermar es precisamente el comer mal, en cuanto a calidad y a cantidad. Comiendo mal y comiendo demasiado, tendremos más posibilidades de enfermar.

¿Qué es comer demasiado?

Al contrario de lo que nos han hecho creer, un adulto necesita comer solo dos o tres veces al día. No hay que hacer necesariamente las cinco comidas diarias. Ese sería el caso de los niños, que estando en pleno desarrollo físico, necesitan entre cinco o seis comidas al día. En los adultos comer más suele implicar comer más ultraprocesados y eso acaba siendo un error, porque pueden producir una inflamación posprandial, es decir, una pequeña inflamación interna negativa para el sistema inmunitario que dificulta el trabajo de las células defensivas.

Los productos ultraprocesados son negativos para la salud por su exceso de azúcar, por su alto contenido de endulzantes y emulsionantes, una falta alarmante de fibra, una grasa parcialmente hidrogenada y un exceso de Omega 6. Por ello, hay que evitar su consumo y favorecer la ingesta de productos naturales.

Dieta pescomediterránea

Esta dieta, según Sari Arponen, es la que nos ayudará a estar más sanos y está basada en una pirámide en la que la base la componen las verduras, frutas, tubérculos, frutos secos y aceite de oliva. En segundo lugar, encontraríamos los pescados y mariscos, productos del agua que contienen un tipo de grasas muy beneficiosos para el sistema inmunitario, los ácidos grasos Omega 3. El siguiente lugar lo ocupan los huevos, lácteos fermentados y la carne de ave. En último lugar encontramos la carne roja magra y fresca, que sería la que menos deberíamos consumir según esta dieta y deberíamos hacerlo solo una o dos veces a la semana y en cantidades moderadas y preferiblemente carne roja no procesada.

Pirámide de la dieta pescomediterráneaPirámide de la dieta pescomediterránea

Además de esta dieta, la doctora recomienda otra muy especial: una dieta de movimiento. El sedentarismo es otro de los motivos que nos hacen enfermar con frecuencia. Somos seres que necesitan moverse para estar activos, para ello basta con jugar con los niños que tengamos cerca, salir a pasear a diario o hacer ejercicios para trabajar la fuerza. ¡Y en esta dieta sí que recomienda los snacks! Unos snacks que hasta ahora poco habíamos escuchado, cada media hora sentados deberíamos levantarnos y movernos por nuestro entorno durante cinco minutos. ¡Así conseguiremos activar el cuerpo y estar más sanos!

Fuente: rtve.es