En una ceremonia el Gobierno entregó las condecoraciones post mortem a familiares de siete servidores policiales

Los siete servidores policiales, que en cumplimiento de su deber fueron asesinados por organizaciones criminales en Guayaquil, Durán y Santo Domingo de los Tsáchilas, en los meses de octubre y noviembre del año que discurre, recibieron las medallas “Al Valor” post mortem.

El acto se cumplió a las 10h00 de este miércoles en el estadio Christian Benítez, norte de Guayaquil, donde participó el presidente Guillermo Lasso Mendoza, acompañado del ministro del Interior, Ing. Juan Zapata Silva, comandante general de la Policía Nacional. Gral. Fausto Salinas Samaniego, autoridades nacionales, locales y familiares de los uniformados que recibieron las condecoraciones de parte del Estado.

Durante la ceremonia como un tributo a los siete héroes policiales, se ofreció un minuto de silencio y de inmediato las principales autoridades gubernamentales colocaron frente a un templete acondicionado, ofrendas florales en honor de los sargentos segundos Eduardo Javier Perlaza Cevallos, Hugo Vicente Dávila Neira, cabos segundos Félix Eduardo Contreras Montoya, Jimmy Robert Sarango Agreda, Marlon Alberto Iza Palma y policía nacionales Rommel Estalyn Chunata Martínez y Verónica Mireya Songor Tapia.

El presidente de la república, Guillermo Lasso Mendoza, al dirigirse a los presentes y de manera especial a los familiares de los siete héroes que apagaron sus vidas en el cumplimiento del deber, señaló que el acto más allá de la magnitud que reviste las condecoraciones post mortem, consagra el nombre de sus seres queridos y el agradecimiento de todo un país.

Precisó que las primeras siete medallas que entrega su gobierno a los servidores policiales caídos en la lucha contra el narcotráfico, crimen organizado y terrorismo; y que el acto debe ser un punto de unión para que todos como país nos comprometamos a asumir la tarea de perseverar en la batalla y el ejemplo que los caballeros de la paz, entregaron en beneficio de la patria.

De su parte el ministro del Interior, Ing. Juan Zapata Silva, en su exposición señaló que el acto ceremonioso dirigido a resaltar el valor de los miembros de la Policía Nacional del Ecuador, hace honor al sacrificio y juramento de defender la patria y la paz ciudadana, el policía entrega todo por su país, aun a costa de su propia vida.

También, el secretario de estado señaló que siete Unidades de Policía Comunitaria (UPC), próximas a donde habitaban o en las provincias donde residen sus familias, serán bautizadas con el nombre de cada uno de los héroes policiales.

El Gral. Fausto Salinas Samaniego, en su discurso destacó y alabó la decisión del presidente Lasso Mendoza, de entregar a los familiares de los policías abatidos por la delincuencia, las condecoraciones post mortem “Héroes contra la narcodelincuencia”, como símbolo al sacrificio sublime a quienes hoy los estamos honrado, recordando con orgullo, sabiendo que fueron parte de las por siempre gloriosas filas policiales. (Oswaldo Trujillo / Sgos. Luis Chacaguasay  / DNCOE)