Argentina concede asilo diplomático a exministra María de los Ángeles Duarte

EFE.- El Gobierno de Argentina decidió conceder asilo diplomático a la exministra de Obras Públicas de Ecuador María de los Ángeles Duarte Pesantes, que desde hace más de dos años reside en la Embajada de Argentina en Quito como «huésped por razones humanitarias», confirmaron este viernes a EFE fuentes oficiales en Buenos Aires.

«Argentina en ejercicio del derecho que le otorga la Convención sobre Asilo Diplomático de 1954 y de acuerdo a la Convención Americana Sobre Derechos Humanos concede el asilo diplomático a la Sra. María de los Ángeles Duarte Pesantes», señalaron las fuentes, que agregaron que entre los países firmantes de dicha Convención estaban tanto Argentina como Ecuador.

El Ejecutivo de Alberto Fernández envió una carta en la noche del jueves 1 de diciembre a la Embajada ecuatoriana en Buenos Aires con los argumentos para conceder ese derecho -que conlleva que Duarte viaje a Argentina-, y la próxima semana, revelaron, «habrá gestiones diplomáticas para que se concrete una reunión jurídico-técnica con Quito».

El pasado 27 de noviembre, el Gobierno de Guillermo Lasso reiteró que Duarte, que se desempeñó en el cargo entre 2015 y 2017, durante el mandato presidencial de Rafael Correa (2007-2017), no podía recibir el asilo que solicitaba por tener una condena en firme por corrupción, al considerar que eso está fuera de los tratados internacionales.

La exministra, condenada a ocho años de cárcel por cohecho, se considera una perseguida política y lleva más de dos años junto a su hijo adolescente, de padre argentino, en la sede diplomática argentina en Quito, tiempo durante el que el Gobierno de Ecuador ha trasladado a Argentina su preocupación, así como la información de la situación jurídica que afronta.

Las fuentes argentinas subrayaron que el relator especial de la ONU sobre la independencia de los magistrados y abogados ha expresado su «preocupación vinculada a vulneraciones al debido proceso y a otras garantías judiciales».

«Argentina procede con apego al Derecho internacional y su disposición a recurrir a los medios de solución de controversias disponibles en ese orden jurídico», agregaron, al tiempo que remarcaron la «voluntad de preservar el excelente nivel de las relaciones bilaterales» con Ecuador.

Correa fue uno de los condenados a ocho años de cárcel en el caso que afecta a su exministra -una trama de financiación irregular del entonces movimiento oficialista-, en calidad de autor mediato, y siempre ha negado las acusaciones en su contra y ha denunciado una persecución política.

El expresidente, que reside desde 2017 en Bélgica y alega tener la condición de refugiado por las autoridades belgas, siempre mantuvo una buena relación tanto con el actual mandatario argentino, el también izquierdista Alberto Fernández, como con la vicepresidenta, Cristina Fernández.

Reacción de la Cancillería

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores señaló que el Gobierno «adoptará una decisión a la luz de los principios de la legislación ecuatoriana, el derecho internacional y las convenciones aplicables a la materia, y dará a conocer a Argentina y a la opinión pública en su oportunidad».

La Cartera de Estado recordó que la exministra fue sentenciada en 2020 por la Corte Nacional de Justicia por el delito de cohecho a una pena privativa de libertad de ocho años. (DIARIO EL COMERCIO)