Director de la cárcel de El Inca asesinado al estilo sicariato

QUITO.- Santiago Loza Moscoso, quien se desempeñaba como director de la cárcel de El Inca, en el norte de Quito, fue asesinado al estilo sicariato.

El hecho se habría producido mientras conducía cerca del redondel de Gualo, por la avenida Simón Bolívar.

El Servicio Nacional de Atención a Personas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI) confirmó que Loza Moscoso falleció. Según esa entidad, el funcionario fue objeto de un mortal atentado.

“Repudiamos este cobarde hecho cometido en medio del proceso de transformación que hemos emprendido como institución para la seguridad y el control de los centros de privación de la libertad”, mencionó el SNAI en un comunicado.

La Policía Nacional indicó que en la avenida Simón Bolívar, a 200 metros del ingreso a Llano Chico, en el sector de Calderón, a las 08:30 aproximadamente se encontró en el interior de un vehículo a una persona sin vida identificada como Santiago Power Loza Moscoso, coronel en servicio pasivo.

“Se presume que fue bajo la modalidad de sicariato. Según las versiones de los testigos, los causantes habrían estado en una motocicleta con cascos negros”, acotó la entidad policial.

Ante esa muerte, indicó que se aisló el lugar de los hechos, se coordinó con las unidades especializadas, se realizó un barrido del sector a fin de verificar indicios del lugar de los hechos y se activaron todas las unidades policiales con miras a ubicar al posible causante del hecho violento.

Hace pocos días hubo disturbios que se registraron en ese centro penitenciario, donde se confirmó la muerte de diez internos.

El detonante fue que Jonathan Bermúdez, un cabecilla de la banda criminal Los Lobos, fue trasladado hacia la cárcel La Roca, en Guayaquil. A él se lo responsabiliza por el amotinamiento del 7 de noviembre, también en El Inca, donde cinco reclusos fueron asesinados.

Loza tenía solo tres semanas en la dirección de la cárcel El Inca. Llegó a ese cargo el 9 de noviembre, dos días después de enfrentamientos dentro del centro de privación de libertad que ocasionaron el deceso de cinco presos.

Reemplazó a Carlos Jaramillo, quien enfrentó cargos formulados al ser descubierto ingresando artículos prohibidos en dicha cárcel.

Cuando asumió El Inca, Loza señaló que se había dirigido hacia los representantes de las personas privadas de libertad para extender una invitación a poder convivir en paz el tiempo que permanecieran en el centro provisional.

Y dijo que el personal administrativo, líderes de los pabellones y agentes penitenciarios emprenderían un “trabajo en equipo” basado en el respeto por los derechos humanos.

Loza había hecho carrera en el sector público dentro de la Policía Nacional. Llegó hasta el grado de coronel de Policía. Estuvo cumpliendo misiones en varios cargos y ciudades. En Guayaquil, por ejemplo, en el 2013 estuvo como jefe policial del distrito Esteros, en el sur de la ciudad.

En el 2016, el Gobierno de Rafael Correa aceptó el pedido del coronel de Policía Santiago Loza para que fuera dado de baja.

En ese año, el coronel presentó la baja por solicitud voluntaria y fue aceptada en un decreto de junio del 2016. Hasta el 2021, Santiago Loza Moscoso perteneció a la Agencia Metropolitana de Control de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial. (DIARIO CORREO)