Escocés lucha por compañero de celda en cárcel de Irán

Brian Glendinning regresó a su hogar en Escocia después de ser detenido en una cárcel iraquí por una notificación roja de la Interpol emitida por Qatar por deudas. Después de una extensa campaña, finalmente fue liberado y evitó lo que serían al menos dos años de prisión. Sin embargo, su bienvenido regreso a Escocia lo ha dejado sintiendo una inmensa tristeza por su compañero de celda de 36 años, Hussein Yactine, quien lo ayudó a sobrevivir a la terrible experiencia.

Hussein ha estado detenido en Irak durante más de un año por las mismas razones que Brian, una deuda bancaria de Qatar. Los dos todavía se comunican con frecuencia después de que Brian prometió no olvidarlo. “Hussein no cuenta con el apoyo de su país, el Líbano”, explicó Brian, “no tienen la influencia ni la inclinación para ayudar a los ciudadanos detenidos injustamente en el extranjero y Hussein está indefenso frente a este proceso injusto. Fácilmente podría haber estado en su lugar si no fuera por los esfuerzos legales y diplomáticos realizados en mi nombre. Tuve suerte y creo que todos saben lo injusta que fue mi detención. Me parece chocante que nuestro país haya apoyado el ascenso de Qatar mientras siguen violando los tratados y protocolos internacionales en materia de derechos humanos”.

Brian le dijo a la BBC que los británicos no deberían apoyar la Copa del Mundo y deberían evitar visitar o invertir en Qatar. “Si un banco comercial privado tiene la capacidad de encerrar a extranjeros en el extranjero, aunque vaya en contra de los protocolos de Interpol y de las directivas de la ONU, nadie debería sentirse seguro”, agregó Brian.

Cuando Brian salió de prisión, Hussein puso una nota escrita a mano en su bolso que decía: “Felicidades hermano porque te fuiste de aquí. Estoy muy feliz de que vayas a tu país a ver a tu esposa e hijos. Espero que nunca olvides a tu amigo, Hussein”.
En una llamada telefónica grabada, Hussein le suplicó a Brian: “Necesito tu ayuda. No puedo quedarme más aquí. Mi mes es largo, nadie está ayudando, nadie está haciendo nada. Espero que tu amiga Radha pueda ayudarme. Tengo familia, tres hijos, no tengo a nadie, conoces mi situación”.

La experta en extradición e Interpol, Radha Stirling, quien representó a Brian Glendinning, comentó: “Encarcelar a los deudores funciona para los bancos, o eso dicen. Cuando arrestan a los deudores, los bancos esperan que los miembros de la familia los rescaten, pero en su mayor parte, los miembros de la familia terminan gastando los ahorros de toda su vida en cuantiosos honorarios legales. Es contraproducente, pero el banco preferiría castigar a su cliente antes que recuperar los fondos adeudados. En la mayoría de estos casos, el cliente ya está en contacto con el banco, organizando un esquema de pago, pero de todos modos es encarcelado. Estos no son estafadores que tomaron un préstamo y se dieron a la fuga. La mayoría de los clientes morosos han pasado por momentos difíciles o han sufrido un problema de salud. Ellos realmente quieren pagar el préstamo. No son delincuentes y no deben ser tratados como tales. Interpol está siendo utilizada indebidamente como cobrador de deudas de los bancos, pero las contribuciones financieras de los estados miembros dejan a la organización en bancarrota moral”.

Brian continuó: “Hussein fue un gran apoyo para mí mientras estaba en prisión. No sé si hubiera sobrevivido sin él. 2 meses en la prisión de Irak me estaba rompiendo y no puedo creer que ya haya pasado un año adentro. Estos bancos no tienen humanidad y los británicos deberían evitar Qatar a toda costa. Se ha encarcelado a personas por tan solo unos pocos miles de libras y nadie debería pensar nunca "eso no me puede pasar a mí". Los bancos agregan los honorarios legales o los intereses que quieren y cuadruplicarán la deuda porque tienen la cárcel colgando sobre tu cabeza”.
Brian está pidiendo al gobierno británico que plantee esta preocupación a Qatar. “Necesitan actualizar la ley. No pueden seguir permitiendo que su aliado encarcele a extranjeros en el extranjero. Es indignante”.

Stirling, quien fundó la organización Detenidos en Doha, dijo que se pondrá en contacto con el banco de Hussein y el Ministerio del Interior de Qatar. “Si Qatar retira la solicitud de extradición de Irak, Hussein podrá regresar a casa y buscar empleo que le permita continuar con los pagos. No hay ningún beneficio en mantenerlo encerrado o extraditarlo para encerrarlo por unos años más. No tiene sentido. Que trabaje y que pague el préstamo. No tiene ahorros ni familia que lo ayude y no tiene ningún sentido mantenerlo en prisión. También esperamos que el Ministerio del Interior de Qatar oriente a los bancos a reservar tácticas tan duras para los delitos financieros genuinos”.