Mueren tres niños tras caer en un lago helado en Birmingham

Tres niños han muerto y otro se encuentra en estado crítico después caer en un lago helado en Birmingham, tal y como ha confirmado la policía de West Midlands en un comunicado recogido por The Guardian. Los pequeños se encontraban jugando sobre el hielo cuando se quebró y cayeron al agua.

Los hechos ocurrieron pasadas las dos de la tarde de este domingo en Babbs Mill Park, un parque natural situado en Kingshurst, en Solihull, cerca de Birmingham. Bomberos, policías y sanitarios se desplazaron hasta el lugar para rescatar a los niños del agua.

Los menores fueron trasladados al hospital en estado crítico. Sin embargo, los niños de 11, 10 y 8 años murieron. El cuarto, de seis años, permanece ingresado.

En estado crítico

El grupo de niños estaba jugando sobre el hielo del lago helado de Babbs Mille, cerca del municipio de Solihull. Según varios testigos, cayeron al agua al partirse la pista congelada. De inmediato, los que presenciaron la escena dieron aviso a los cuerpos de emergencia, que acudieron al lugar.

«Varios policías y testigos estaban en el agua tratando de alcanzar y rescatar a los niños«, explicó durante una rueda de prensa Richard Stanton, el jefe de bomberos local.

Los cuatro menores recibieron cuidados de soporte vital inmediatos por parte de los bomberos y los sanitarios que se habían desplazado hasta el lugar. Después, fueron trasladados en estado crítico hasta dos hospitales de Birmingham, donde murieron tres de ellos.

Uno de los policías implicados en el rescate de los niños sufrió una hipotermia leve y se está recuperando en el hospital.

Este accidente ocurre durante un fin de semana de nieve y temperaturas que alcanzan los -10 grados en Reino Unido, que está provocando este lunes retrasos y cancelaciones en los principales aeropuertos británicos y caos en el transporte.

Fuente: 20minutos.es