Acribillado cuando salía de un bar clandestino

HUAQUILLAS.- Ronald Edison Arrobo Bueno, de 28 años de edad, fue asesinado con disparos en la cabeza y tórax cuando salía de un bar clandestino ubicado en la ciudadela 12 de Octubre en Huaquillas. El crimen ocurrió la madrugada de este martes 13 de diciembre.

Hasta las calles Juan José Flores y Corina Parrales, siendo la 01:00, personal policial acudió para verificar sobre una persona fallecida. Los agentes se encontraron con el cuerpo de un joven identificado como Ronald, más conocido como el ‘Gordo Arrobo’, quien recibió varios impactos de bala. Junto al cuerpo del infortunado joven estaba una motocicleta marca Honda, de placas JM407P.

Cabe mencionar que el inmueble, donde yacía sin vida el joven ciudadano, había sido clausurado, pero al pagar la multa impuesta por la «autoridad competente», volvió a funcionar trayendo como consecuencia la muerte de una persona.

Ante este nuevo hecho de sangre, personal de Criminalística, Dirección de Muertes Violentas (Dinased) y Medicina Legal se hicieron presentes para proceder al respectivo levantamiento del cadáver.

La Fiscal de Turno, Personal de la Policía y Criminalística llegaron al lugar del crimen, para investigar sobre lo ocurrido.

Según testigos, el hoy occiso habría estado en el lugar ingiriendo bebidas alcohólicas, sin embargo; cuando ya estaban cerrando el local, la víctima procedió a retirarse.

Cuando el ‘Gorgo Arrobo’, como era conocido, se iba a subir a su moto, fue sorprendido por sujetos quienes le propinaron los impactos de bala, muriendo al instante.

Julio Abarca, jefe de la Policía Nacional del Distrito Huaquillas, dijo que el cuerpo estaba en el patio de una casa donde funcionaba un bar clandestino.

“Este lugar fue clausurado días anteriores y pagó la multa para funcionar nuevamente. Las autoridades tienen que responder”, manifestó.

Confirmó que a este sitio llegaron dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta y dispararon contra Arrobo. (DIARIO CORREO)