Juez que liberó a Daniel Salcedo fue suspendido de funciones

Daniel Salcedo, quien enfrenta procesos judiciales por presuntos actos de corrupción en la pandemia del covid-19, salió en libertad el 9 de diciembre del 2022.  

Salcedo abandonó la Cárcel 4 de Quito luego de que el juez del cantón Paján (Manabí), Simón García, emitiera una boleta de excarcelación.  

Ese magistrado le otorgó la inmediata libertad tras considerar que en cinco procesos penales en su contra ya caducó la prisión preventiva

El 10 de diciembre del 2022, la Fiscalía se pronunció sobre la liberación de Salcedo. Esa entidad dijo que el juez García realizó “una mala interpretación de la normativa legal vigente” en su resolución. 

Decisión del Consejo de la Judicatura  

Este jueves 15 de diciembre se conoció que el Pleno del Consejo de la Judicatura (CJ) suspendió al juez García de sus funciones por haber cometido una presunta infracción gravísima.  

El Pleno de la Judicatura dictó medida preventiva de suspensión al juez de la Unidad Multicompetente de Paján, Simón García.  

Según el CJ, la suspensión no obedece a la decisión a favor de Daniel Salcedo, sino que este Juez habría cometido una falta gravísima durante un proceso de inquilinato.  

La entidad también aclaró que esta medida de suspensión se dio “luego de que la Sala Civil de la Corte de Manabí notificara declaratoria jurisdiccional previa por un proceso de inquilinato”.

Procesos disciplinarios contra funcionarios judiciales

Hace dos años, la Corte Constitucional dispuso que el Consejo de la Judicatura (CJ) no puede sancionar directamente a jueces o funcionarios judiciales que tengan denuncias por dolo, manifiesta negligencia o error inexcusable.   

Entonces, antes de que la Judicatura inicie un proceso disciplinario contra un funcionario judicial, se requiere una declaratoria jurisdiccional previa.   

Es decir, es obligatoria una resolución de un Juez superior que determine que dicho servidor sí cometió alguna de esas tres faltas.   

Según el artículo 109 del Código de la Función Judicial, el dolo, la negligencia y el error inexcusable son faltas gravísimas y se sancionan con la destitución del funcionario. (DIARIO EL COMERCIO)