La autopsia practicada al niño hallado muerto en Ceuta confirma que pudo ser asesinado

La autopsia practicada a Mohamed, el pequeño de ocho años encontrado muerto este lunes en Ceuta, ha confirmado que pudo ser asesinado. El cadáver del niño, hallado en el barrio de Loma Colmenar, cerca de su domicilio, presentaba en la cabeza un golpe con un objeto romo y contundente.

Ante estos datos, los investigadores descartan un suceso accidental, según informan laSexta e Informativos Telecinco. Además de este traumatismo en la cabeza, el pequeño también presentaba golpes en otras partes del cuerpo, de acuerdo con el informe forense.

Desde el hallazgo del cuerpo del pequeño, Luafi Mohamed, tío del menor, aseguró que estaba «casi seguro de que no era una muerte accidental».

También el padre del niño ha mantenido en todo este tiempo que el fallecimiento no se produjo de forma natural, sino que fue algo «provocado», según recoge laSexta.

Respecto a una posible agresión sexual, la autopsia no ha revelado datos concluyentes. Una vez concluidos los exámenes al cuerpo, el menor será enterrado este miércoles en el cementerio de Sidi Embarek, según recoge Faro de Ceuta.

En cuanto al responsable del crimen, la Policía Nacional interrogó a un hombre que se encontraba cerca de la zona donde se localizó el cuerpo y que llevaba consigo una pistola de juguete. Sin embargo, fue puesto en libertad poco después al descartarse casi completamente su participación en la muerte. La investigación se centra en personas de Ceuta con antecedentes por delitos sexuales.

Fuente: 20minutos.es