Sicarios entraron a una casa para asesinar a un menor de edad

EL GUABO.- Galo Diosmar Cueva Vásquez, 17 años, descansaba en su cama cuando dos sujetos acabaron con su vida al propinarle cinco disparos en la cabeza y tórax.

El menor de edad, quien no registraba antecedentes penales, residía en las calles Los Ríos y avenida VP1, en la lotización La Octubrina, al frente de la cancha de uso múltiple, en El Guabo.

Testigos mencionaron que por el lugar caminaban dos sujetos que cubrían sus rostros con capuchas. Ellos se acercaron a la puerta de la casa de Cueva y sacaron armas de fuego.

Luego ingresaron al domicilio con el objetivo de buscar a joven y en su camino apareció un familiar a quien le apuntaron con un arma de fuego y le dijeron que guarde silencio o lo mataban.

En ese momento caminaron al dormitorio del menor de edad, quien descasaba en su cama y él al ver a los individuos que lo querían matar intentó ponerse de pie para escapar.

Pero los verdugos no le dieron tiempo y le dispararon en cinco ocasiones directo a su cabeza y el tórax, para luego salir corriendo de la casa.

Minutos después llegó personal de la Policía Nacional que encontró a Cueva en el suelo, alado de la cama y para ese instante ya no tenía signos vitales.

Momento de dolor se vivieron cuando llegó la madre. “Se nos acabó la vida” era lo que gritaba ella, mientras necesitaba ayuda de sus familiares para mantenerse de pie.

La mujer en algunas ocasiones se desmayó y el dolor aumentó cuando al cuerpo lo sacaron de la casa en un camilla metálica para trasladarlo al Centro Forense.

“Se presume que el crimen se cometió con un revólver, porque en el lugar no se hallaron indicios balísticos”, detalló un agente de la Dirección de Delitos Contra la Vida y Muertes Violentas.

Ante esta nueva muerte violenta, moradores aprovecharon para solicitar mayor presencia policial en el sector, pues aducen que a cualquier hora del día se registran hechos delictivos.

Mientras que sobre la muerte del joven, según las primeras hipótesis, el crimen tendría relación con una guerra entre bandas por el control del territorio para el expendio de droga. (DIARIO CORREO)